El uso de emojis puede ser una nueva forma para desarrollar el lenguaje en la infancia. Fotografía: Lidya Nada en Unsplash

El efecto de los emojis en el lenguaje de los niños

stop

Antes de leer y escribir los niños envían hilos de emojis en las conversaciones con sus padres, lo que les da una comprensión temprana del lenguaje

Alessandro Solís

El uso de emojis puede ser una nueva forma para desarrollar el lenguaje en la infancia. Fotografía: Lidya Nada en Unsplash

Barcelona, 06 de enero de 2019 (04:55 CET)

Los niños de ahora dan la impresión de nacer con el manual de dispositivos tecnológicos aprendido en el vientre. Desde los primeros meses de edad son capaces de controlar móvilles y tablets a su antojo, y son ágiles para descubrir lo que los adultos se esfuerzan en esconderles. La combinación de niños y dispositivos, y en general la digitalización temprana de la infancia, suponen retos de profunda magnitud para la sociedad, habida cuenta de los peligros del mundo digital para todas las edades y especialmente para los menores.

No obstante hay áreas en la que parece que la tecnología potencia en los niños las capacidades cognitivas relacionadas con el lenguaje. El uso de los emojis podría ser un trampolín para que los más pequeños comprendan el lenguaje de una forma que no benefició a ninguna generación previa. "Al exponer a los niños al ritmo de las conversaciones electrónicas, el emoji puede ser un precursor útil para la lectura y una forma de familiarizar a los niños con la realidad digital de usar símbolos para comunicarse con las personas que les importan", explica la revista Wired.

A falta de estudios científicos sobre el uso de emojis por parte de niños muy pequeños para saber leer y escribir, pero capaces de comunicarse por medio de esta herramienta, la lingüista de internet y colaboradora de Wired, Gretchen McCulloch, lanzó una encuesta en Twitter para que los padres de familia compartieran los mensajes llenos de emojis que sus hijos les envían por medio de aplicaciones de mensajería instantánea. El estudio no es una medición precisa, pero ayudará iniciar un análisis de mayor profundidad.

El desarrollo del lenguaje a través de los emojis

Aunque los mensajes de emojis que envían los niños pueden parecer aleatorios, esto no es diferente a cómo se enseñan los idiomas en la escuela. Los más pequeños suelen aprender lenguajes mediante balbuceos de sílabas sin sentido que les enseñan el ritmo de las conversaciones y los entrena para articular, explicó McCulloch. "Muchos niños preliteratos envían mensajes de texto de solo emojis, y las edades de 3 a 5 años parecen ser el pico para ellos", agregó.

Los mensajes que enviaron los niños son largas filas de emojis, algunos incluso repetidos. Podrá parecer poca cosa, pero incluso el orden de los emojis revela algo: por ejemplo, si ponen corazones de varios colores, suelen ponerlos en el orden en el que aparecen en la app; un reconocimiento del sistema que eventualmente será idóneo para sus destrezas comunicativas. Los tipos de emojis favoritos de los niños son de caras, corazones, comida y animales.

"A medida que los niños crecieron y aprendieron a leer y escribir, sus emojis se hicieron más sofisticados. Un lector de 6 años y uno de casi 7 años, ambos lectores fluidos, enviaron mensajes que contenían palabras semánticamente apropiadas y cadenas de emoji ligeramente menos aleatorias", explicó la lingüista. "Varios adultos notaron que sus hijos simplemente habían dejado de enviar largos mensajes llenos de emojis una vez que aprendieron a leer", agregó.

Los estudios han demostrado que para aprender su primer idioma, más que medios de comunicación, los niños necesitan interacciones sociales. Y el ejercicio de tener conversaciones en las que el niño envía emojis y el adulto responde con emojis pero también con palabras, que le son leídas por otro adulto que les acompaña, está enmarcado dentro del tipo de interacciones sociales que ayudan a potenciar el desarrollo del lenguaje.

"El que un niño reciba un mensaje de texto escrito directamente para él, y leído directamente a él, al que puede responder de alguna manera, le enseña algo poderoso acerca de la palabra escrita: que se puede utilizar para conectarse con las personas que le interesan", concluye McCulloch.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad