Blackberry, en su laberinto

stop

ESTRATEGIA DE FUTURO

El 'smartphone' BlackBerry

09 de abril de 2012 (00:00 CET)

La marca que abrió el mercado de la mensajería instantánea en el gran público y que fue puntera en la fabricación de teléfonos inteligentes no sabe cómo va a salir del atolladero en el que se encuentra después de que sus competidores Apple y Samsung la hayan dejado sin norte. La semana pasada, el consejero delegado del fabricante canadiense RIM y creador de las Blackberry, Thorsten Heins, aseguró que la compañía debía concentrarse en el nicho que conoce bien, el corporativo, y que debía dejar el mercado masivo a la competencia.

"Creemos que BlackBerry no puede tener éxito si tratamos de ser el preferido en todo y para todos ", dijo el ejecutivo. Sus palabras ocasionaron un terremoto interno dentro de la compañía que no tardó en corregir a su propio consejero delegado.

La crisis en la cúpula se hace más profunda. El codirector general, Jim Balsille, y los directores de Tecnología, David Yach, y de Operaciones Globales, Jim Rowan, han renunciado a sus cargos en medio de una nueva reestructuración iniciada en enero. Balsille había encumbrado a la compañía hace tres años, cuando la acción llegó a cotizarse en 148 dólares y, con la misma velocidad, la llevó al precipicio. Hoy las acciones tienen un valor de 12 dólares.

Rectificación

Pocos días después de las declaraciones, el fabricante desmintió su intención de abandonar el mercado masivo y dejó abierta la puerta a crear alianzas para conquistar el terreno que está devorando Apple y Samsung con sus sistemas operativos abiertos a terceras aplicaciones.

La empresa aseguró en un comunicado que trabaja en la elaboración de un dispositivo propio para el mercado de consumo y que estudia alianzas para este sector.

División artificial

Los analistas del mercado consideran que la empresa ya es incapaz de reconocer a sus clientes potenciales. La frontera que antes dividía al mercado empresarial y al masivo se ha desdibujado, puesto que los ejecutivos demandan las mismas aplicaciones que los usuarios convencionales, de acuerdo con la visión de los creadores de aplicaciones móviles. El resultado de los cambios del mercado están a la vista: Blackberry vendió 11 millones de teléfonos el último trimestre, mientras que Apple superó los 37 millones.

RIM está asumiendo una pérdida de medio millón de clientes al mes y una caída de 60% de los beneficios en apenas un semestre. Los accionistas exigen dividir a la empresa en dos (smarphones y tabletas) y los directivos piden tiempo para presentar nuevos productos y enrumbar la compañía. ¿Estarán a tiempo?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad