José Manuel Fernández Alvariño ha implantado su solución tecnológica en más de 3.000 taxis de toda España

Alvariño coloca su tecnología en 3.000 taxis españoles

stop

Grupo Alvariño activa la internacionalización de su desarrollo DTaxis, una terminal de gestión inteligente para taxistas, en Suiza, Alemania, Reino Unido y Chil

Rubén Rodríguez

Economía Digital

José Manuel Fernández Alvariño ha implantado su solución tecnológica en más de 3.000 taxis de toda España

A Coruña, 09 de julio de 2018 (04:55 CET)

El 5% de la facturación. Ese es más o menos el volumen de negocio que supone para Grupo Alvariño, la empresa familiar del expresidente de la patronal, la venta de coches, la actividad original de una sociedad que nació hace 70 años y que está dando el relevo a la tercera generación.

José Manuel Fernández Alvariño y sus hijos, al frente de la gestión, apostaron por los desarrollos tecnológicos en una de las nuevas ramas de actividad. En principio, como una rama transversal a toda la actividad, como demuestran las herramientas desarrolladas por Serinfer y enfocadas a la gestión de concesionarios, pero también con soluciones propias para otros sectores.

En este proceso de mutación, que han tenido que asumir prácticamente todas las compañías que tengan el interés de sobrevivir en el mundo digital, Alvariño Inversiones, que así se llama la matriz del grupo familiar, ha llevado uno de sus productos a 3.000 taxis en España.

Internacionalización

La herramienta cuelga de la división tecnológica Demesix y se denomina Dtaxis, “una tablet que permite al autónomo pasar de un sistema de voz a una gestión inteligente en pantalla que le informa sobre la factura, la carrera, la parada a la que va o en qué puesto está para recoger clientes”, explica el propio Alvariño.

Dtaxis se promociona como el sistema “más económico del mercado” y funciona como una app instalable en el teléfono (Android) ofreciendo una gestión inteligente y un servicio de centralita. Con esta herramienta, Alvariño ha llegado a 3.000 taxis en España y ha iniciado un proceso de internacionalización.

Dtaxis tiene presencia en Suiza y Alemania y ahora, según indica el empresario, está implantándose en Chile y Reino Unido. Para utilizarla, los taxistas se asocian en una cooperativa, sociedad o algún tipo de agrupación. En Vigo, por ejemplo, los 450 taxis utilizan esta tecnología. Lo mismo sucede con los de Vilagarcía, aunque estos, menores en número, utilizan el call center de Vigo.

Dos líneas de ingresos

Grupo Alvariño factura mediante una licencia individual para cada autónomo que quiera utilizar la app y mediante una cuota mensual que se sitúa “entre los 10 y los 15 euros”, que abona directamente la central en la que están agrupados los taxistas.

“También se puede hacer individualmente, aunque no es lo habitual. Fue clave, y les estoy muy agradecido, que los taxistas de Vigo apostaran por nuestra tecnología, pues fue un espaldarazo a un producto que, a nuestro juicio, es lo mejor que hay en el mercado ahora mismo”, dice Alvariño.

Alvariño: "Fue clave que los taxistas de Vigo apostaran por nuestra tecnología"

Dtaxi es uno de los elementos que marca la transición que emprendió el grupo, con intereses en el sector fotovoltaico, automovilístico o inmobiliario, hace una década para incorporar el desarrollo de nuevas tecnologías, tanto para uso propio como para ofrecer soluciones a terceros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad