José Armando Tellado, director general de Central Lechera Asturiana / EFE

Macán culpa a Central Lechera Asturiana de su concurso y le reclama 7 millones

stop

La empresa lucense culpa a Central Lechera Asturiana de su entrada en concurso y le reclama 7 millones por incumplir acuerdos comerciales

en A Coruña, 16 de octubre de 2018 (18:48 CET)

Casa Macán, con sede en Taboada (Lugo), ha demandado a Central Lechera Asturiana, uno de los gigantes del sector lácteo en Galicia y, por ende, en España. La empresa lucense, conocida sobre todo por la elaboración de quesos, considera que Capsa, el grupo en el que se integra Central Lechera Asturiana, incumplió los acuerdos comerciales con Macán y provocó su entrada en concurso en junio del año pasado.

 "Por los daños y problemas ocasionados", la láctea gallega reclama al grupo asturiano 7 millones de euros. Capsa, participada por Liberbank y Caja Rural, rechaza de plano tales acusaciones. La compañía, de hecho, explica que está personada en la pieza sexta del concurso, "instando la responsabilidad culpable" del administrador "ante las irregularidades existentes, las falsedades y la ingeniería contable aplicada en Casa Macán.

La versión de Casa Macán

Los relatos de las empresas son totalmente divergentes. "A finales de 2015 Central Lechera Asturiana acudió a Casa Macán para poner en marcha un proyecto de elaboración de nuevos productos y acoger la producción que se realizaba en aquellos momentos en la planta de Pontevedra. Tras la firma de dicho acuerdo, la empresa taboadesa realizó una importante inversión en ampliación de la factoría y en maquinaria", sostiene la láctea lucense en un comunicado enviado este martes.

Según expone, "la firma asturiana cambió de opinión y rompió de forma unilateral el acuerdo con Casa Macán dejando a esta en una grave crisis económica ante la imposibilidad de dar salida a la inversión realizada". Esta situación cuestión dio lugar a un concurso de acreedores del que consiguió salir en junio de este año tras aprobar el convenio.

Además, recuerda que el juzgado de instancia número 2 de Lugo requirió el cumplimiento del contrato a Capsa en el seno del procedimiento concursal, "y el incumplimiento del mismo fue lo que motivó la necesidad de Casa Macán, con el respaldo de la administración concursal, a interponer la consiguiente demanda contra Central Lechera Asturiana".

“Irregularidades, falsedades e ingeniería contable”

Nada que ver esta versión con la que sostiene Central Lechera Asturiana, quien acusa a Macán, también a través de un comunicado, de "faltar a la verdad". Capsa asegura que “nunca solicitó inversión alguna a Casa Macán, y que la relación mercantil se inicia porque la empresa lucense, según sus propias declaraciones, dispone de la infraestructura productiva necesaria para fabricar el producto demandado, lo cual resultó ser igualmente falso, pues se hizo imposible desarrollar proyecto alguno, lo cual desembocó en el fin de la relación".

A renglón seguido, indica que en el procedimiento judicial promovido por Casa Macán se reclaman inversiones de "años anteriores" a la relación con Capsa, así como otras que "nada tienen que ver" con ella como la adquisición de un coche. Capsa resalta que se encuentra personada en la pieza sexta del concurso, "instando la responsabilidad culpable" del administrador "ante las irregularidades existentes, las falsedades y la ingeniería contable aplicada en Casa Macán".

Hemeroteca

Lugo Sector lácteo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad