Los dos consejeros delegados de la nueva Freixenet: Pedro Ferrer (i) y Andreas Brokemper (d). Freixenet

La nueva Freixenet desembarca en Vionta, antigua bodega de Novagalicia

stop

Freixenet nombra a Pedro Ferrer administrador único de Bodegas Vionta, empresa de O Salnés que integró los antiguos viñedos de Novagalicia, Agnus Dei

en A Coruña, 25 de agosto de 2018 (00:15 CET)

La batalla familiar que atravesó Freixenet y la venta de la empresa a la alemana Henkell no estaban tan alejadas de Galicia como podría parecer. El rey del cava tiene en Pontevedra una bodega que elabora vinos de las denominaciones de origen Monterrei y Rías Baixas en las variedades albariño y godello.

Bodegas Vionta, ubicadas en la comarca de O Salnés, frente a Illa da Toxa, integró los antiguos viñedos de Novagalicia, Agnus Dei. Freixenet compró a la extinta entidad financiera la empresa de Meaño en 2013 y todavía comercializa la marca de variedad albariño con la denominación de origen Rías Baixas. La empresa factura algo más de dos millones al año y acaba de dar un vuelco a su dirección, una réplica del terremoto interno vivido en primera instancia en Freixenet.

Freixenet disuelve el consejo de Vionta

La empresa gallega ha disuelto el consejo de administración que integraba a las tres familias de la cavista (los Hevia, los Bonet y los Ferrer) y ha nombrado administrador único a Pedro Ferrer Noguer, el actual consejero delegado de Freixenet. Ferrer había sido primer ejecutivo de la compañía hasta 2016, cuando fue relevado por un triunvirato de directivos con un representante de cada rama familiar. Estaban el propio Ferrer, Enrique Hevia y Eudaldo Bonet.

Hasta ahora, el consejo de Bodegas Vionta replicaba las posiciones de las tres familias, pero con el cambio en la estructura de la propiedad de Freixenet también mutó el último escalón de mando de los viñedos gallegos. Ferrer, el nuevo administrador único de Vionta es también el consejero delegado del grupo, cargo que comparte con el primer ejecutivo de Henkell, Andreas Brokemper.

Freixenet y Rías Baixas, un romance duradero

El grupo alemán adquirió el 50% de la firma catalana por unos 160 millones. El otro 50% quedó en manos de José Ferrer Sala y de José Luis Bonet, que lograron retener cuota de poder tras la riña interna y venta de la empresa.

En Meaño, Freixenet elabora dos marcas comerciales, el referido Agnus Dei y Vionta en sus dos variades, godello y albariño. La compra de la bodega de Novagalicia dio continuidad al grupo catalán en los viñedos pontevedreses, pues gestionó Pazo Baión, el inmueble con viñedos de albariño decomisado al narcotraficante Laureano Oubiña, ahora en manos de Condes de Albarei.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad