Una explotación de ganaderos gallegos.

Galicia perdió más de mil granjas de leche desde el fin de las cuotas

stop

El Sindicato Labrego Galego denuncia que al cierre de explotaciones se suma también el bajo precio de la leche en Galicia

A Coruña, 31 de marzo de 2017 (09:49 CET)

El fin de las cuotas lácteas ha supuesto un duro golpe para el medio rural gallego. Cuando se cumplen dos años desde el fin del sistema de cuotas, el balance es demoledor. Desde abril de 2015, Galicia perdió más de mil explotaciones lácteas. Pasó de 9.484 granjas en activo a las 8.475 que constan en los últimos datos del sector, correspondientes a enero de 2017.

A este problema se suma la crisis de precios. Como denuncia el Sindicato Labrego Galego, la comunidad sigue soportando valores “de los más bajos de Europa”. A pesar de que el precio medio se situaba en enero en los 30'3 céntimos por litro, buena parte de las granjas siguen cobrando entre 26 y 28 céntimos por el litro de leche, que están vendiendo por debajo del precio de coste.

La amenaza de la deslocalización

“El sistema de cuotas no era perfecto, pero la liberalización salvaje que ahora se impone es aún peor”, lamenta el sindicato. En este sentido, apunta que el sector lácteo gallego “seguirá siendo el más perjudicado”, una situación que incluso se puede agravar si las industrias optan por deslocalizar para reducir costes. “Ni Galicia, ni su clima, ni sus pastos naturales, ni sus granjas serían necesarias ya para abastecer de leche al estado español”.

“Seguir con el sector liberalizado –sin control de la producción y los mercados que garanticen precios dignos– suponen rubricar la sentencia de muerte del sector lácteo gallego”, advierte el sindicato.

Hemeroteca

Agro y Mar
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad