El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. EFE

Bruselas propone recortar los fondos de cohesión y de la PAC

stop

La propuesta de la Comisión Europea recortaría un 5% los fondos de la PAC y un 7% los de cohesión, con un fuerte impacto en Galicia

en A Coruña, 03 de mayo de 2018 (05:00 CET)

La Comisión Europea presentó este miércoles su propuesta para el próximo presupuesto de la UE, que abarca el periodo 2021-2027. Jean-Claude Juncker, acompañado del comisario de Presupuestos, Günter Oettinger, expusieron al pleno de la Eurocámara el borrador, que prevé un recorte en los fondos de la PAC (Política Agraria Común) del 5% y de los fondos de cohesión del 7%.

Ambas partidas son fundamentales para Galicia, precisamente, cuando afronta una creciente crisis demográfica y acusa la falta de dinamismo económico del rural. España es uno de los países más beneficiados de estos fondos. La propuesta de la Comisión Europea, que afronta sus primeros presupuestos tras el brexit, apuesta, sin embargo, por aumentar el gasto dedicado a políticas como inmigración, seguridad y la defensa, la investigación y la innovación y economía digital.

Límite de 60.000 euros por explotación

La PAC contará con un presupuesto de 365.000 millones de euros entre 2021 y 2027, mientras que el fondo europeo de desarrollo regional y cohesión tendrá una dotación de 273.000 millones de euros. "Estas políticas se modernizarán para asegurarse de que pueden alcanzar sus objetivos con menos recursos e incluso servir nuevas prioridades", ha explicado la Comisión Europea en un comunicado.

El tope de los pagos directos de la PAC se cifra en 60.000 euros por explotación. El comisario de Agricultura, Phil Hogan, detalló que serán 16 los Estados miembros que verán reducidos en aproximadamente un 3,9% los pagos directos, seis en los que caerán por debajo de esta cifra y otros seis en los que aumentarán.

Recorte en la cofinanciación de programas

El nuevo presupuesto propone recortar un 10% la cofinanciación de la UE en programas de desarrollo rural. Hogan animó a los países a cubrir esta brecha. "Si los Estados miembros deciden cubrir este agujero en el desarrollo rural, significaría que no habrá recortes", afirmó. Para España supondría un gasto de 180 millones anuales.

El comisario irlandés destacó que se dediquen 10.000 millones de euros para la investigación y la innovación en la agricultura, el desarrollo rural y la bioeconomía, una "señal muy importante" que muestra que la UE "está modernizando su política agraria". La apuesta europea por la bioeconomía es importante para definir el plan forestal que pretende llevar a cabo la Xunta, pues una de las demandas de las empresas del sector, que rechazan la hoja de ruta, es potenciar esta área de desarrollo. 

Discrepancias entre los Estados

El presupuesto de la UE deberá ser aprobado por unanimidad entre los países de la UE, además de tener la aprobación del Parlamento Europeo.

Se espera por tanto una dura negociación durante los próximos meses, algo que ya se preveía después de que quedase patente la división entre aquellos Estados miembros favorables a aumentar el presupuesto comunitario --como Francia, Alemania o España-- y aquellos que apostaban por hacerlo más austero, como Austria y Países Bajos.

La situación de Galicia

La eurodiputada del BNG, Ana Miranda, consideró que "para Galicia tendrían un fuerte impacto y unas repercusiones muy negativas en el conjunto de los sectores productivos". Por este motivo, no apoyará "en ningún caso" estos recortes, sino que defenderá que se puedan modificar los presupuestos pos 2020 para que la salida de Reino Unido de la UE, que resta 14.000 millones de ingresos, no se compense con un recorte de fondos en agricultura y cohesión.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad