Ensayos de caracterización de biopolímeros / CETIM

Cómo convertir el residuo lácteo de Dairylac en perfume

stop

Cinco empresas gallegas y el centro tecnológico CETIM investigan cómo utilizar residuos de la industria láctea en sectores como la cosmética

en A Coruña, 06 de marzo de 2019 (05:00 CET)

Innovación y sostenibilidad. Esos dos valores centrales de las empresas en el siglo XXI, según los definió recientemente el presidente de Inditex, Pablo Isla, toman forma en un proyecto que explora un sector muy alejado del textil: la industria láctea.

Cinco empresas gallegas y el centro tecnológico CETIM, con base en Culleredo, están desarrollando una investigación que tiene como objetivo valorizar los residuos del sector lácteo. El proyecto se denomina Biopol y busca dar una salida a la gran cantidad de desechos generados en la producción de leche y sus derivados mediante la obtención de biopolímeros, un plástico sostenible con aplicaciones en áreas como los detergentes o la cosmética.

En la investigación participa Dairylac, la empresa presidida por Antonio Couceiro, que aporta el residuo lácteo y la estrategia de aprovechamiento del mismo. Indutec y Soluciones Eléctricas de Galicia se encargan de la creación del prototipo tecnológico para la obtención de biopolímeros. Enso Innovation y Carinsa se encargan de las aplicaciones, es decir, aprovechar los productos para elaborar compuestos aromáticos o absorbentes de remediación ambiental.

Solución para toneladas de residuos y alternativa al petróleo

Lucía Vázquez, directora ejecutiva de CETIM, explica que el proyecto cuenta con un presupuesto de 1,17 millones, de los que las empresas aportan el 42% y la Axencia Galega da Innovación el resto. Está previsto que finalice en 2020.

Vázquez señala que no solo es importante por dar una salida al residuo lácteo, “de un volumen muy importante si pensamos por ejemplo en el lactosuero, un subproducto de la producción de queso que llega a multiplicar por nueve la cantidad de alimento fabricado”; sino también por “la sustitución de los polímeros derivados del petróleo” para el encapsulado de aromas en cosmética o en detergentes.

El innovador proyecto incide en un sector central en el tejido económico de Galicia, primer productor lácteo de España y uno de los principales de Europa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad