Los trabajadores sanitarios recogen tampones para realizar pruebas sobre motoristas para la positividad de la enfermedad coronavirus (Covidien-19) en Roma, Italia. Foto: Efe

Xunta y Gobierno recrudecen su guerra por las cifras del Covid-19

El vicepresidente de la Xunta asegura que el material que entregó el Gobierno central a Galicia solo cubrió “día y medio” de las necesidades

Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta de Galicia, insistía un día más, este viernes, en que su partido, el PP, y él mismo en calidad de mandatario autonómico, mantienen un “alto grado de lealtad” hacia el Gobierno de Pedro Sánchez. Sin embargo, a renglón seguido, afeó al Ejecutivo estatal su falta de diálogo. “El partido mayoritario de la oposición está mandando un mensaje de enorme lealtad y ha convalidado el decreto de alarma pese a que había un apartado sobre la actividad económica que fue cambiado sin consultar”, dijo, para añadir que en la última conferencia de presidentes “empezamos a ver que íbamos más como personas a las que se nos iba a informar que como personas con las que se iba a dialogar”. 

Las últimas declaraciones del presidente gallego no son sino un eslabón más de una cadena de veladas tensiones que va ganando peso mientras la pandemia del coronavirus avanza. Al margen de los reproches de Feijóo por la falta de diálogo, las diferencias más notables se ven en la disparidad de cifras que Galicia y Estado defienden a la hora de cuantificar el material sanitario que está recibiendo la comunidad.

Material para día y medio

La postura de la Xunta quedó clara en la comparecencia del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ante la comisión permanente del Parlamento de Galicia. Este viernes, el conselleiro aseguró que el material que entregó hasta el momento el Gobierno a Galicia solo cubrió, de media, “día y medio de necesidades”. El dirigente repitió el mismo mantra que esgrime el presidente. “Sin la anticipación de la Xunta, la situación sería bien distinta”.

En una comparecencia que se prolongó durante más de tres horas en el hemiciclo gallego, el también responsable de Administraciones Públicas detalló el material que el Estado ha remitido a Galicia en los 21 días de confinamiento: 714.000 guantes, que sirven para 1,4 días, ya que se gastan 524.000 cada jornada; 380.000 mascarillas, que cubrieron 1,9 días mientras que el "resto fue con material de la Xunta"; 30.500 batas impermeables, solo sirven para "dos días", ya que se gastan 15.400 a diario en el ámbito sanitario y sociosanitario y 5.500 litros de gel hidroalcohólico, del que se necesitan 2.000 litros a diario, con lo que se cubren 2,6 días.

"Estos son los datos de la realidad. Es urgente y necesario que esos anuncios de telediario de que va a llegar material, están muy bien y esperemos que no tengamos que decir que llegan tarde", dijo. “Las comunidades se están buscando la vida”.

Las cifras del Estado

Pero, lo cierto es que las cifras de uno y otra parte no coinciden. En la misma jornada, el delegado del Gobierno en Galicia, el socialista Javier Losada, emitió un comunicado en el que daba cuenta del material enviado por el Ejecutivo central a la comunidad desde el pasado 10 de marzo. Losada señala que los envíos han incluido 687.762 guantes de nitrilo, 683.716 mascarillas, 3.202 buzos, 3.064 batas desechables e impermeables, 4.977 gafas de protección, 5.496 unidades de solución hidroalcohólica y 16.741 unidades de otro material como calzas, delantales, cubremangas y gorros.

El comunicado indica que estos envíos responden al compromiso de colaboración del Ejecutivo con los servicios sanitarios de Galicia y ha subrayado que, en este momento de crisis sanitaria, la colaboración entre administraciones "es más necesaria que nunca". En el conjunto del Estado, el Gobierno habría repartido a través del Ministerio de Sanidad, unos 36 millones de unidades de material. 

Los fondos de formación

A la guerra de cifras se suma otro desencuentro. La Xunta ha criticado la decisión del Ejecutivo de emplear para el pago de subsidios partidas económicas que habitualmente se daban a las comunidades autónomas para pagar acciones de formación para desempleados. Feijóo, del mismo modo que la patronal gallega, asegura que esta decisión supondrá un tijeretazo de unos 100 millones de euros. 

“La decisión del Gobierno central de confiscar cien millones de euros de las políticas de empleo es una decisión sin precedentes, que invade las competencias de forma totalmente inesperada. La confiscación nos impedirá hacer políticas de formación que estaban comprometidas: 34.000 gallegos que iban a participar en planes de formación no lo podrán hacer, nos parece una decisión muy peligrosa”, dijo, para anunciar que el próximo domingo le trasladará su parecer a Pedro Sánchez en la conferencia de presidentes.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad