El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, en presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo | EFE

La Xunta prorroga los conciertos a los colegios que separan por sexo hasta 2023

stop

Educación destina el 11% de su presupuesto a los conciertos con centros educativos privados, que prorroga hasta 2023

Economía Digital Galicia

El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, en presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo | EFE

A Coruña, 21 de agosto de 2017 (14:40 CET)

La Xunta vuelve a financiar la educación en los centros que segregan por sexo. La Consellería de Educación que dirige Román Rodríguez acaba de aprobar los conciertos educativos para los seis próximos cursos en los que, nuevamente, los colegios de Fomento de Centros de Enseñanza –Montespiño, Peñarredonda, Motecastelo y Acacias– mantienen las ayudas.

La orden que publica este lunes el Diario Oficial de Galicia contempla un incremento de 21 unidades concertadas respecto al ejercicio anterior hasta un total de 3.913, que dan servicio educativo a 86.000 estudiantes en centros privados de educación infantil, primaria, secundaria, especial y formación profesional. La enseñanza concertada supone alrededor del 25% de las plazas de escolarización en Galicia. El presupuesto destinado supone alrededor del 11% de la Consellería de Educación.

El 25% de las plaas de escolarización en Galicia corresponden a enseñanza concertada

El texto ha suscitado de inmediato las críticas de la oposición. Los socialistas gallegos acusan a la Xunta de "blindar" a este modelo educativo "a toda costa" ante "una virtual derogación de la ley de educación".

El portavoz de Educación del Grupo Socialista, Luis Álvarez, ha censurado que, a pesar de que el PP se ampare en la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce), "la realidad es que no está fundamentado en ningún criterio pedagógico que sostenga desde un punto de vista científico". "Lo que está haciendo la Xunta hoy es lo mismo que hizo en 2005, cuando estando en funciones decidió blindar los conciertos hasta el año 2009, impidiendo cualquier modificación durante la legislatura que presidió el socialista Emilio Pérez Touriño", recrimina.

También desde los sindicatos

Por su parte, desde la CIG critica la apuesta del Gobierno del PP por “favorecer a determinados tipos de centros, públicamente vinculados con el Opus Dei" con conciertos que "se mantuvieron de forma contraria a la ley en su momento”.

En este línea, el sindicato recrimina que en esta orden la Xunta "aplica la Lomce con toda su crudeza contra la enseñanza pública gallega, ya que además de mantener a los conciertos que segregan por cuestión de género fija la duración de los conciertos en seis años, cuando esto solo es preceptivo para la enseñanza primaria", una medida que tacha de "totalmente inaceptable y un insulto a la sociedad gallega".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad