stop

El alcalde de A Coruña carga contra los presupuestos por ningunear a la ciudad y advierte que son una “bofetada” a Galicia

Economía Digital Galicia

Xulio Ferreiro, el alcalde de A Coruña, carga contra el PP por el "nulo compromiso" con la ciudad en los presupuestos / EFE

en A Coruña, 06 de abril de 2017 (13:37 CET)

“Es difícil tomarse en serio que el Partido Popular quiera ser un partido imporante para esta ciudad”. Así zanjaba Xulio Ferreiro su valoración sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado hilvanado por el Gobierno y que, a su juicio, supone una “bofetada” a Galicia y A Coruña.

Fundamenta su rechazo a las cuentas en el “nulo compromiso” del Estado con las inversiones en la urbe. Ferreiro apuntó a las partidas insuficiente o inexistentes destinadas a la reforma de Alfonso Molina, al Puerto Exterior, al dragado de la ría do Burgo o al aeropuerto de Alvedro.

“Creo que los coruñeses y coruñesas deberíamos dejar claro que no vamos a permitir este trato por parte del Gobierno de España”, concluyó el regidor, que expresó su deseo de que se puedan introducir cambios en los presupuestos durante el trámite parlamentario.

El edil de Culturas, José Manuel Sande, advierte que los presupuestos pretenden frenar las remunicipalizaciones de servicios

En la misma línea que el alcalde, el edil de Culturas, José Manuel Sande, advirtió que el Ejecutivo de Mariano Rajoy incluye en el proyecto de ley una disposición para frenar los procesos de municipalización de servicios. “Pretende destruir las propuestas más audaces de los proyectos municipalistas y ahondar en las vías ya iniciadas para debilitar aún más la estructura pública”, criticó el concejal.

Las críticas de A Coruña se suman a las quejas que ya expresó el gobierno afín de Martiño Noriega en Santiago, por los "incumplimientos" del Ejecutivo central con la ciudad. Noriega dijo sentir indignación y malestar por los presupuestos, debido a la falta de partidas para urbanizar la rotonda de Conxo o para la depuradora. El alcalde de Santiago dijo que el único aspecto positivo era el dinero para la estación intermodal, en unas cuentas con "más sombras que luces". 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad