Xulio Ferreiro pierde la cuestión de confianza

stop

El PSOE retira el apoyo a la marea y vota junto al PP contra el Gobierno municipal; tienen un mes para acordar un nuevo regidor, periodo en el que seguirán bloqueados los presupuestos

Xulio Ferreiro a su llegada al pleno, flanqueado por ciudadanos convocados por Marea Atlántica para dar apoyo al alcalde / EFE

en A Coruña, 04 de febrero de 2017 (15:04 CET)

Xulio Ferreiro es un alcalde de A Coruña en funciones. El PP y el PSOE han tumbado la cuestión de confianza que planteó el regidor para tratar de desbloquear los presupuestos municipales. Los votos en contra de ambas formaciones abren un periodo de un mes en el que pueden armar una moción de censura, descabalgar a Marea Atlántica y forzar un cambio en el gobierno municipal. Para ello, deben acordar un nuevo regidor al que otorgarle su apoyo y transparentar la alianza entre dos partidos que durante décadas fueron los polos opuestos de la política española.

El plazo abierto para una moción de censura mantendrá paralizadas las cuentas municipales. Si no se ejecuta, Marea Atlántica seguirá en el Ejecutivo y los presupuestos tendrán una aprobación inicial automáticamente. Pese a ello, Xulio Ferreiro continuará en una situación delicada, con sus decisiones supeditadas al bloqueo de PP y PSOE.

"No hay animadversión hacia el PSOE"

El edil socialista, José Manuel García, acusó a Ferreiro durante el pleno de buscar excusas para no pactar. "Nunca quisieron un acuerdo", zanjó. Reprochó la "soberbia" del alcalde frente a un partido, el PSOE, que representó "las etapas más brillantes de la ciudad".

Xulio Ferreiro trató de resaltar los puntos en común que tiene con los socialistas. "No hay ninguna animadversión al PSOE. Hemos reconocido sus logros en esta ciudad. Nosotros no utilizamos nuestros votos en la Deputación de A Coruña para bloquear la acción de Gobierno", recordó, aludiendo al Ejecutivo del socialista Valentín González Formoso.

También enumeró los logros de la acción de gobierno, desde la renta social municipal a la reducción a prácticamente cero de los vertidos, la recuperación de la antigua prisión de la Torre o el camino abierto para el uso público de los terrenos de la fachada marítima que pretende subastar la Autoridad Portuaria. No sirvió. Solo el BNG respaldó a Xulio Ferreiro.

¿Moción de censura?

A pesar de retirar la confianza al alcalde, el PSOE ha mantenido en todo momento que no negociará con el PP una moción de censura. José Manuel García, que ejerció de portavoz socialista en el pleno, reiteró tras la sesión que no habrá diálogo con los populares por este motivo, si bien advirtió a Marea Atlántica que necesitará dialgoar con el PSOE todas las medidas de Gobierno. "Mantendremos la actitud dialogante que siempre hemos tenido", zanjó. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad