Xulio Ferreiro negociará con PP y BNG los presupuestos de A Coruña

stop

Pide al PSOE que, si no va a apoyar las cuentas, que tampoco entorpezca el proceso

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, presidiendo un pleno.

en A Coruña , 12 de febrero de 2016 (16:04 CET)

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, iniciará a partir de la semana que viene los contactos con los portavoces de los grupos municipales de PP y BNG para negociar los presupuestos después de que el PSOE haya decidido suspender las conversaciones hasta que Marea Atlántica cumpla con una serie de compromisos adquiridos.

El regidor, que sigue "abierto" a un acuerdo con el PSdeG, indicó que su Gobierno tiene que seguir adelante con la aprobación de las cuentas para este año, por lo que pidió a los socialistas que, si no las van a apoyar, "que no entorpezcan" el proceso.

Abiertos a nuevas propuestas

"Creo que fuimos todo lo conciliadores y pacientes con el PSOE, les dimos todas las oportunidades en esta negociación bilateral, sin abrir el campo. No sé si tiene sentido seguir esperando por este formato, y los Presupuestos no se pueden llevar a pleno sin tener conversaciones con otros grupos", señaló Ferreiro.

El lunes, indicó, convocarán a los portavoces de los distintos grupos de la oposición. "Queremos saber lo que piensan y si tienen propuestas concretas, porque nosotros estamos abiertos a, cuando las haya, incorporarlas a los Presupuestos, como ya se le dijo en su momento al PSOE", comentó.

Respeto a la decisión

Desde las filas socialistas señalan que el PSOE "respeta la decisión" y considera que es responsabilidad del alcalde y del gobierno local negociar con los partidos "que considere oportuno". No obstante, apuntan que Xulio Ferreiro "tiene que decidir si prefiere mantener una relación de lealtad con el PSOE y ofrecer garantías de que Marea Atlántica cumplirá los acuerdos alcanzados entre ambos o si prefiere sentarse a negociar con el Partido Popular".

En este sentido, aclaran que el grupo municipal socialista "no puede avanzar en una negociación en la que Marea le exige apoyar unas cuentas con una venda en los ojos, sin conocer las partidas, sin tener oportunidad de participar en el diseño global del presupuesto y sin garantizar que las cuentas serán útiles para la ciudad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad