Xinzo bajará sueldos para evitar el ERE

stop

Con una deuda de casi cuatro millones, es el primer ayuntamiento en Galicia que estudia un expediente de regulación

18 de abril de 2012 (22:16 CET)

Muchos ayuntamientos están con el agua al cuello desde hace tiempo, sin embargo, ningún es tan claro como el de Xinzo de Limia, en Ourense. El municipio gobernado por el popular Manuel Pérez tiene una deuda de casi cuatro millones de euros a proveedores.

El ayuntamiento ofrece una opción antes de aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE): una rebaja salarial. Sin embargo, los sindicatos denuncian que la oferta que hacen desde el consistorio pasa por reducir los emolumentos del personal laboral, no de los funcionarios ni de los políticos.

La mitad del presupuesto

Hace unos meses se especuló con la posibilidad de un ERE en el ayuntamiento de Ames, sin embargo, la sombra se cierne ahora sobre Xinzo. Para muchos, el problema aquí radica en la contratación “a dedo” que se hizo durante años.

“Desde hace 10 años este ayuntamiento funciona como una empresa de contratación. Fuimos el primer municipio de la zona, por ejemplo, en contratar un técnico en informática. Actualmente, Xinzo tiene que dedicar un 60% de sus presupuestos para gastos de personal, con casi 150 contratados. Esto, unido a la crisis de la industria y a que cada vez se piden menos licencias urbanísticas ha provocado la situación”, explica Elvira Lema, la portavoz socialista en el ayuntamiento.

Recortes


En 2009, el Ejecutivo local ya solicitó un crédito al Estado de dos millones de euros para pagos a proveedores. “Sin embargo, ahora vemos que hay 3,8 millones en facturas”, dicen desde el PSOE.

El Gobierno de Manuel Pérez ofrece como una de las salidas posibles antes de aplicar el ERE una rebaja del sueldo al personal laboral en un 22%. El regidor ha manifestado de forma pública que los políticos también se aplicarían la rebaja pero esto no se refleja, de momento, en el plan presentado a los sindicatos.

“Lo que no puede ser es que los ajustes se apliquen a 105 trabajadores que cobran, entre todos, 2,5 millones de euros y no se toque a 26 funcionarios cuyo salario supone a las arcas municipales 1,7 millones de euros ”, explica Anxo García Torres, de la CIG.

Las cuentas de los sindicatos dicen que de aplicarse el recorte, un funcionario cobrará 3,5 veces más que un empleado con categoría de personal laboral. El próximo día 25 habrá reunión en el ayuntamiento.



 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad