El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, junto al presidente del Consorcio de la Zona Franca de Vigo, David Regades

Xesgalicia y Vigo Activo, en el 'top 5' de capital riesgo público

Las sociedades de capital riesgo de la Xunta y la Zona Franca de Vigo, a la cabeza del país, al sumar acciones de empresas por valor de 69 millones de euros

Los fondos han estado detrás de algunas de las mayores compras de empresas gallegas en los últimos tiempos. Portobello, que a finales de 2015 adquirió Iberconsa, y Carlyle, que en 2016 tomó el control de la pizarrera Cupa, protagonizaron las mayores operaciones de este tipo. Pero más allá de las compras de empresas ya consolidadas que pasan a ser controladas por fondos extranjeros en operaciones millonarias, las empresas gallegas de menor tamaño también han pasado a compartir espacio en su accionariado con otros inversores. Se trata de los fondos de capital riesgo, que no solo tienen a Galicia como uno de sus principales mercados para invertir sino, incluso, su propia sede.

Este es el caso de Xesgalicia y Vigo Activo, a los que la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri) encumbra al top 5en su último anual. La asociación los sitúa como dos de las cinco sociedades de capital riesgo de titularidad pública que más operaciones canalizan cada año en España. Tan solo Gestión Capital Riesgo País Vasco (cuyas participaciones en empresas están valoradas en 87,14 millones), la navarra Sodena (57,25 millones) y Seed Capital Bizkaia (más de 20 millones)  cuentan con unos niveles similares de operaciones a los de estos dos fondos gallegos, cuya cartera de inversiones conjunta está valorada en 69,1 millones de euros. Con ella se abren paso desde el sector de la automoción hasta el lácteo pasando por el cine y la industria pesquera.

La cartera de Sodiga

Xesgalicia, la gestora de sociedades de capital riesgo de la Xunta de Galicia se sometió a una reestructuración el verano pasado. Los seis fondos con los que contaba anteriormente pasaron a agruparse en torno a tres en un movimiento del que quedó al margen su mayor brazo inversor: Sodiga, ya fuera de números rojos tras cerrar 2017 con un beneficio de 447.000 euros.

La sociedad de capital riesgo figura entre los accionistas de 21 empresas de la comunidad. Sus participaciones en firmas gallegas están valoradas en 30,3 millones de euros y se distribuyen tanto en empresas incipientes (el fabricante de los quesos Tres Viajeros, Dairylac, o Galician Marine Aquaculture), como de firmas ya desarrolladas. Entre estas últimas, tres brillan con luz propia. Se trata de la productora audiovisual Castelao Productions (anteriormente Filmax), la pesquera Vieirasa y la auxiliar de la automoción Copo. En la primera, que está detrás de películas como REC o The Way cuenta con una participación valorada en 6,99 millones de euros, mientras que en Vieirasa y Copo se sitúa en los 6,28 y los 4,56 millones de euros, respectivamente. Solo estas tres sociedades absorben más de la mitad de la inversión de Sodiga.

Del ladrillo a las startups

A la lucense Prefabricados Tecnológicos de Hormigón van a parar otros 3,46 millones de euros de Sodiga, mientras que por encima de la barrera del millón de euros de inversión también sobresalen otras firmas como el fabricante de moldes Matrigalsa (1,74 millones de euros), la firma textil Montoto (1,33 millones), la naronesa Privilege Advanced Surfaces (1,2 millones), la firma de transportes lucense Grupo Támega (1,2 millones) y Losan Benelux, filial del grupo maderero de Curtis, con una participación valorada en un millón de euros.

Pero además de estas inversiones en empresas que cuentas sus años de experiencia por, como mínimo, lustros, Xesgalicia despliega sus inversiones a través de sus tres fondos. Con un patrimonio total de 26,98 millones de euros, estos también tiene presente en su cartera a start ups. Es el caso de Nanogap, donde cuenta con una participación valorada en 1,75 millones de euros, similar a la de Repsol, que abonó esa cantidad el mes pasado para hacerse con el 9% de su capital. La empresa de genética cardiovascular coruñesa Health in Code (1,88 millones de euros) y la biotecnológica Sunrock Biopharma (500.000 euros) son otras de sus principales apuestas.

El brazo inversor de Vigo

Con una cartera de inversiones más limitada que Sodiga, pero con una presencia significativa en el tejido empresarial de la comunidad se encuentra Vigo Activo. La sociedad de capital riesgo impulsada por la Zona Franca de Vigo está presente en el capital de 18 empresas gallegas.

Su participación conjunta está valorada en 11,8 millones de euros con Cerceda Estructuras Metálicas y Sociedad Gallega de Carretillas (2 millones en ambos casos), Kauman (1,88 millones) y Grupo Marsan (1,75 millones) a la cabeza. Estas firmas ocupan el espacio que dejó la firma de elearning Netex. Vigo Activo deshizo su posición valorada en 1,5 millones de euros en vísperas de que la empresa entrase a cotizar en el MAB. Algo similar a lo que realizó Xesgalicia, que también se desprendió de sus acciones valoradas en 400.000 euros.

Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad