El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante su intervención en el Congreso de los Diputados en la primera jornada de la sesión de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Foto: EFE/Juan Carlos Hidalgo

Vox naufraga en la búsqueda de cabezas de lista para Galicia

La formación de Santiago Abascal opta por presentar como cabezas de lista a integrantes de sus gestoras provinciales tras sondear otros candidatos

Vox ha confirmado los cuatro cabezas de lista en las provincias gallegas de cara a las elecciones del 5 de abril. La formación de Santiago Abascal tira de los integrantes de sus gestoras provinciales para encabezar las candidaturas después de sondear a distintas personas para que se incorporaran a las listas.

En un proceso que se gestionó desde Madrid, el partido de extrema derecha buscó perfiles reconocidos y de solvencia que reforzasen la marca y paliasen la falta de implantación y estructura en territorio gallego. En su momento se especuló con el aterrizaje de Manuel Fraga Pedroche, el nieto del expresidente de la Xunta que dejó el PP para unirse a Vox en Bruselas. Ninguna de las opciones que manejaban los de Santiago Abascal cuajó y acabaron echando mano de sus propias gestoras.

Las listas de Vox en Galicia

En A Coruña liderará la lista el abogado Miguel Ángel Fernández, actual presidente de la gestora provincial de Vox que ya fuera candidato al Congreso en las elecciones generales. Sonia Teijeiro, ingeniera técnico forestal e ingeniera superior de montes, encabezará la candidatura en Lugo, donde es presidenta de la gestora de Vox. Ya fue candidata a la alcaldía en la capital lucense en las municipales.

La presidenta de la gestora de Vox en Ourense, María Jesús Fernández, será la cabeza de lista en la provincia; mientras que Antonio Ramilo, hijo del que fuera alcalde franquista de Vigo, liderará la candidatura en Pontevedra. Es también vicepresidente de la gestora de Vox.

Sin candidato a la Xunta pero con una marca al alza

La formación de ultraderecha planteará una campaña de marca y con presencia de Santiago Abascal, una fórmula casi inevitable para las nuevas formaciones debido a la falta de implantación territorial, más acusada en el caso de Vox al no haber logrado representación ni en las municipales ni en las generales.

Las mejores opciones para el partido pasan por A Coruña, donde tiene alguna posibilidad de obtener un representante en el Parlamento gallego, según los sondeos. En el resto de las provincias, salvo sorpresa, no obtendría representación. Pese a todo, lograr un diputado podría resultar decisivo a la hora de decidir el Gobierno si Alberto Núñez Feijóo no consigue la mayoría absoluta. 

Vox, que no cree en las autonomías, renunció a presentar un candidato a la Xunta, misma política que siguió en el País Vasco.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad