stop

Abel Caballero, el gran valedor de Susana Díaz y látigo de la gestora del PSdeG, ve recortada en seco su influencia

Abel Caballero, Pedro Sánchez y Gómez Besteiro

A Coruña, 22 de mayo de 2017 (07:00 CET)

La victoria de Pedro Sánchez tiene un gran derrotado en Galicia, que no es otro que Abel Caballero. El regidor olívico, que desde el minuto uno de la carrera de las primarias apoyó a Susana Díaz y arremetió sin rubor contra la gestora del PSdeG reclamando la dimisión de Pilar Cancela, ha sido derrotado en casa. En Vigo, la ciudad que gobierna Caballero con una plácida mayoría absoluta, Susana Díaz no alcanzó el 43% de los votos, frente a un Pedro Sánchez que se hizo con un 52,9%.

La amplia victoria de Pedro Sánchez en Galicia pone de manifiesto, al igual que ocurrió en procesos orgánicos anteriores (como el congreso en el que Pachi Vázquez venció a Elena Espinosa y las primarias en que las que Xoaquín Fernández Leiceaga derrotó a José Luis Méndez Romeu) que el regidor de Vigo no logra concitar una mayoría en torno a sus postulados.

Abel Caballero lleva posicionándose en varios procesos orgánicos del lado del perdedor

Esta cuestión cobra especial relevancia a la vista de que a la elección del secretario general del PSOE seguirá la designación del líder del partido en Galicia. Distintas fuentes socialistas ya dan por hecho que renunciará a presentar batalla, como se preveía, a través de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva.

Además, la elección de Pedro Sánchez da una "vida extra", expresión utilizada por un destacado militante socialista, a la gestora que conduce actualmente el PSdeG, cuya composición estuvo a punto de ser alterada por la dirección federal interina debido a la proximidad de su presidenta, Pilar Cancela, con el ex secretario general.

Posiciones reforzadas

En Galicia, con la victoria de Pedro Sánchez, además de la gestora, salen reforzado el exsecretario xeral, José Ramón Gómez Besteiro, que tuvo que renunciar por las imputaciones de la jueza Pilar de Lara. Otro tanto le sucede al presidente de la Deputación de A Coruña. Aunque se mantuvo equidistante en el proceso de primarias, Valentín González Formoso fue aupado al organismo provincial en vida de Gómez Besteiro, y durante estos meses se ha revelado como el único en el PSdeG con capacidad para tender puentes con los críticos de Abel Caballero.

Los exministros Francisco Caamaño y José Blanco, alineados con las tesis del aparato socialista, se encuentran en el otro lado de la balanza tras mostrar su apoyo explícito a Susana Díaz. Y los equilibrios que ha realizado en estos meses Xoaquín Fernández Leiceaga, desde que ganó las primarias a Mendez Romeu  y pasó a ser portavoz parlamentario, pueden pasarle factura por su aparente neutralidad. Sin embargo, el apoyo de la gestora encabezada por Pilar Cancela puede servir al portavoz socialista para consolidarse. Habrá que esperar al congreso del PSdG, que se realizará tras la cita que encumbrará a Pedro Sánchez, para saber quién pilota el socialismo gallego. Desde luego, no será Abel Caballero.

Hemeroteca

PSOE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad