Los vertidos de la mina de Touro alcanzan el río Ulla y la ría de Arousa a través de uno de sus afluentes

El "vertido continuado" de la mina de Touro llega a Bruselas

stop

La europarlamentaria Lidia Senra (AGEe) exige a la Comisión Europea una investigación ante los indicios de contaminación en un afluente del Ulla

A Coruña, 24 de octubre de 2017 (18:22 CET)

El rego Pucheiras, un afluente del Ulla, presenta indicios de contaminación en el tramo posterior a la mina de Touro, así como balsas y escombreras que podrían estar siendo utilizadas para verter residuos "algunos de ellos tóxicos" y "sin tratamiento previo", como cáscaras de mejillón, pilas, material sanitario y de enfermería o lodos de depuradoras procedentes de varios puntos de la comunidad.

Ante este "vertido continuado" de residuos tóxicos en las instalaciones de la antigua mina de Touro, explotada por la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya y Río Tinto Patiño entre principios de los 70 y finales de los 80, la eurodiputada gallega de AGEe, Lidia Senra, ha puesto en conocimiento del Parlamento Europeo el caso y ha considerado que la Comisión Europea "debe actuar ya y abrir una investigación independiente".

Peligro para la población y el marisqueo 

Según denuncia Senra, estos vertidos “podrían estar envenenando no sólo a la gente que vive en el entorno, sino a las aguas del río Ulla, que como todos sabemos abastece a miles d personas de diferentes ayuntamientos y desemboca en la Ría de Arousa, por lo que hasta el marisqueo podría estar perjudicado", ha advertido.

Por todo ello, insiste en la necesidad de realizar analíticas del agua de los ríos de la zona, además de las citadas escombreras, con el fin de esclarecer las sospechas de los vecinos y, en caso afirmativo, "frenar esta situación". La europarlamentaria ha solicitado, además, que las instituciones comunitarias "pidan explicaciones" a las autoridades estatales y gallegas competentes en la materia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad