Valeriano Gómez presiona para cerrar la reforma de la negociación colectiva

stop

El ministro da “más tiempo” a sindicatos y patronal para desatascar los dos puntos donde chocan: la lucha contra el absentismo y los convenios colectivos

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez

04 de mayo de 2011 (12:36 CET)

El Gobierno quiere cerrar mayo con la negociación colectiva pactada entre patronal y sindicatos. Una foto que les servirá de bálsamo ante el aluvión de críticas que ha generado la última EPA y la coincidencia cada vez mayor entre empresarios y trabajadores de que la reforma laboral ha servido de bien poco. Eso sí, con posturas antagónicas en este sentido. Desde los pasillos del Congreso de los Diputados, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha lanzado este miércoles una reprimenda a los negociadores: les ha reclamado “celeridad” y “algún anuncio concreto” sobre el ansiado acuerdo. Al mismo tiempo ha recordado que los interlocutores “han pedido tiempo y lo van a tener”.

El socialista considera que en los últimos días “se ha avanzado mucho en temas difíciles”, pero aún se tienen que superar los dos grandes obstáculos identificados desde el primer día en que se inició el diálogo. El atasco se produce a la hora de establecer un mecanismo para luchar contra el absentismo y en los marcos de los convenios colectivos.

Con todo, Gómez señala que aún hay campo para recorrer y que existe “una posibilidad real de acuerdo”. Asimismo, ha pedido que a lo largo de la semana se dé “más información” a toda la sociedad de “cómo van el conjunto de las negociaciones”. Ha asegurado que la valoración del Gobierno “es buena” hasta la fecha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad