Una jueza investiga un concurso de 120 millones del Sergas por presunta prevaricación

stop

La Policía cree que los pliegos para el servicio de ambulancias del 061 se hicieron a medida de las empresas adjudicatarias

Ambulancia del 061 / Sergas

en A Coruña, 01 de febrero de 2017 (18:54 CET)

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago investiga si se cometió un delito de prevaricación, información privilegiada y tráfico de influencias en la adjudicación del concurso de transporte sanitario urgente del Sergas, convocado en 2014. Se trata de un contrato de 120 millones que convoca la Fundación Pública de Urxencias Sanitarias de Galicia 061, organismo dependiente del Sergas, para dotarse de un equipo de ambulancias que preste el servicio.

La Policía Judicial sospecha que las empresas adjudicatarias remitieron por carta los pliegos del concurso, que determinaban, entre otros aspectos, el tipo de vehículo. De esta manera, podían aspirar al contrato al ajustarse las condiciones exigidas a su flota, a la vez que eliminaban a los competidores que no consiguieron dotarse de las ambulancias requeridas en tiempo record.

Denuncia de un empresario

El juzgado compostelano, del que es titular Margarita Guillén, abrió la causa a raíz de la denuncia de supuestas irregularidades que formalizó José Domingo Rodríguez, un empresario lucense excluido del concurso. Lo hizo a instancias de la Fiscalía, que recomendó en octubre de 2015 la admisión a trámite de la denuncia en un escrito firmado por Álvaro García Ortiz, según informa Europa Press.

La prestación del servicio y la presentación de ofertas se dividió en 14 lotes (por áreas de transporte), y el 061 fijó un plazo de 15 días naturales para la presentación de las ofertas. La parte denunciante subraya que el concurso fue adjudicado a empresas que trabajaban con la carrocera ourensana Rodríguez López --un 95,5 por ciento--, y la portuguesa Autos Ribeiro --el resto--, entre ellas, Ambuibérica.

Una empresa ourensana, bajo sospecha

En la documentación aportada figuran varios correos electrónicos, entre ellos un email que supuestamente remitió el 23 de abril de 2014 un técnico investigado a una carrocera madrileña, acompañado los croquis de las ambulancias que serían exigidos en el pliego. El asunto que encabezaba dicho email era 'Planos tipo 'B' 061 Galicia'. En los citados planos --de acuerdo con la denuncia-- aparece el anagrama de la carrocera Rodríguez López, S.L.

El escrito de la Fiscalía subraya que dichos planos, con el anagrama de la carrocera ourensana y que "a la fuerza son anteriores al 23 de abril de 2014", son "sustancialmente idénticos a los que posteriormente se reflejan en los pliegos" del concurso. El denunciante aportó informes de dos ingenieros técnicos industriales que así lo acreditan.

El fiscal interpreta que la Administración podría haber usado los pliegos facilitados por un carrocero y que, antes de la publicación de los pliegos o al menos seis días después de su publicación, un licitador ya había carrozado los vehículos de acuerdo "escrupulosamente" con las características exigidas.

Declaraciones

En el marco de la causa ha declarado en calidad de investigado el técnico responsable de transporte del 061, quien actuó como evaluador de los vehículos durante el proceso. La causa fue declarada compleja ampliando el plazo para instruir diligencias hasta 18 meses.

La Policía Judicial ha instado a tomar declaración a las firmas perjudicadas en calidad de testigos y de los carroceros como investigados. Fuentes jurídicas han ratificado a Europa Press que el Juzgado, por el momento, ha autorizado la declaración de los testigos propuestos por la Policía Judicial.

También se ha autorizado recabar del 061 datos de las personas de contacto con los adjudicatarios para que aporten la documentación relativa a fichas técnicas y permisos de circulación de las ambulancias tipo B titulares y sustitutas que prestan o han prestado los servicios ligados al contrato investigado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad