Un “diagnóstico acelerado” avaló la fusión de las cajas gallegas

stop

KPMG asegura que en su criticado informe no valoró los "pros y contras" del proyecto ni otras alternativas

28 de junio de 2013 (02:25 CET)

El famoso informe de KPMG encargado por la Xunta que para muchos fue el detonante que avaló la fusión de las antiguas cajas gallegas no era una auditoría, sino un diganóstico acelerado. Así lo indicaron en la comisión parlamentaria que investiga la creación de Novagalicia Banco.

Dos miembros de la firma, Carlos Trevijano y Francisco Gibert recalcaron en su comparecencia en la Cámara que la encomienda de la Xunta era saber si había posibilidades de que la entidad resultante podía recibir ayudas estatales, algo que garantizaba la viabilidad del proyecto, en su opinión.

Sin pros y contras y sin “imagen fiel”

Los dos cargos de KPMG defendieron el rigor del criticado informe y reivindicaron la independencia de su trabajo. Sin embargo, indicaron que el objetivo del mismo no era “certificar la imagen fiel” de los números de las entidades, sino hacer una “proyección de futuro”, en la que no se valoraron otros modelos de integración distintos. Tampoco los “pros y los contras” de la fusión o cuál era la entidad que estaba más saneada de las dos.

A lo largo de su alocución, Trevijano defendió también los honorarios recibidos por el trabajo, que fueron de 837.000 euros más IVA, lo que acercó el precio al millón de euros. Según explicó el cargo de KPMG, fueron fijados de antemano y, durante el estudio de la fusión, se dedicaron a la tarea “bastantes más recursos” de los que se preveían en principio. Hasta 10 socios y 40 profesionales “todos con experiencia previa” que se trasladaron hasta la sede de las cajas.

Las alternativas de Caixa Galicia

Pero estas no fueron las únicas comparecencias que se celebraron este jueves en el marco de una comisión parlamentaria que esta creando grandes tensiones en el seno del Parlamento.

También hablaron representantes de la auditora Price Waterhouse Coopers (PwC) que admitieron que en su auditoría a Caixa Galicia realizaron estudios sobre alternativas para ganar tamaño en medio de la crisis. Se analizaron operaciones de integración de cajas de “prácticamente toda la geografía española”, también con Caja Madrid y Bancaja.

La empresa auditora sólo analizó las alternativas pero nunca opinó, en sus informes, sobre qué entidad era la adecuada. “La caja debía decidir por sí misma”, aseguró José María Sanz Olmeda.

Caixanova y su oposición a la integración

También compareció el exdirector general adjunto de Caixa Galicia, Javier García de Paredes, que reivindicó la apuesta por la fusión de las cajas gallegas, a pesar de que existieron conversaciones para crear un SIP con Caja Madrid y la CAM a sugerencia del Banco de España.

Este jueves hubo opiniones para todos los gustos entre los comparecientes. Si García de Paredes insistió en que la fusión era la opción correcta, el ex presidente de la comisión de control de Caixanova, Ramón Álvarez Nóvoa, aseguró que la integración se hizo “con calzador” y con el empuje total de la entonces conselleira Marta Fernández Currás y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

La denuncia de AGE y las preguntas por carta

Pero, más allá de las comparecencias, la comisión de investigación está creando más polémica que resultados. Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) ya ha indicado su intención de interponer una “denuncia penal” contra la ex conselleira Currás, el comisario de la Competencia Joaquín Almunia y el ex gobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez por no comparecer en el Parlamento.

De momento, los votos del PP han servido para que la comisión apruebe la decisión de enviar a estos tres comparecientes las preguntas por escrito a las que se les iban a someter.

La semana que viene le toca el turno a Alberto Núñez Feijóo, el presidente de NCG, José María Castellano, el consejero delegado, César González Bueno, y representantes de afectados por las participaciones preferentes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad