Un ayuntamiento del PP expulsa a los inmigrantes de su oferta pública de empleo

stop

El alcalde de Yuncos convoca a 100 puestos temporales en los que exige a los candidatos nacionalidad española

13 de abril de 2014 (17:38 CET)

El Ayuntamiento de Yuncos ha excluido al colectivo inmigrante de los 100 puestos de trabajo temporales que creará este verano como parte de su política social para ayudar a los desempleados.

El alcalde del municipio, Gregorio Rodríguez (PP) ha publicado el anuncio de empleo público en que exige nacionalidad española, escolaridad básica y empadronamiento en el municipio para diferentes programas que desarrollará el ayuntamiento durante los meses de verano.

CCOO ha denunciado la oferta pública de empleo es discriminatoria por excluir a los ciudadanos europeos y a los inmigrantes con permiso de trabajo y residencia legal en España.

Denuncia ante el Parlamento Europeo

El sindicato anunció que ha presentado una denuncia ante el Parlamento Europeo por considerar que la convocatoria de empleo viola las normativas comunitarias. CCOO también denunció que la delegación del Gobierno incumple las leyes españolas al permitir una oferta de trabajo claramente discriminatoria y que, incluso, podría violar los fundamentos básicos de la Constitución.

"CCOO no va a permitir que se vulnere la ley y los derechos más básicos de las personas con objetivos poco transparentes, con convocatorias populistas y excluyentes que alientan la confrontación y perturban la convivencia", explicó el sindicato.

El alcalde empleador

El ayuntamiento de Yuncos presume de tener, año tras año, las cuentas saneadas y, además, de disfrutar de superávit. El crecimiento de Madrid ha permitido la instalación de numerosas empresas en la zona y la población del municipio ha crecido desde los 3.000 hasta los 11.000 en apenas 10 años. El crecimiento en ingresos también se ha traducido en que la plantilla del ayuntamiento haya pasado de 20 a 170 trabajadores. Con el dinero sobrante, el alcalde Gregorio Rodríguez convoca ofertas públicas para ayudar a los vecinos que no tienen empleo.

Los puestos de trabajo serán asignados por sorteo entre los candidatos que cumplan los requisitos. Quedan automáticamente excluidos el 20% de los vecinos nacidos fuera de España y que no hayan adquirido la nacionalidad española.

Los puestos de trabajo tendrán una duración de tres meses y están dotados de 500 euros brutos al mes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad