Torres-Dulce tira la toalla

Torres-Dulce tira la toalla

LA POLITIZACIÓN DE LA JUSTICIA

Eduardo Torres-Dulce, fiscal general del Estado, ha presentado su renuncia al cargo en el que ha permanecido tres años. En su comunicación al Gobierno, alude a que éste no ha dado a la fiscalía el trato que merece.

Los casos de Luis Bárcenas, relacionado con la financiación irregular del partido en el Gobierno y que se instruye en la Audiencia Nacional, y el del 9N y la querella contra Artur Mas y su gobierno por la pseudo consulta soberanista son los últimos y más graves conflictos que han pesado sobre la independencia de la fiscalía.

El anterior ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, era un hombre de partido, mientras que su relevo, Rafael Catalá, es un técnico. Sin embargo, el cambio en la titularidad del departamento no se ha reflejado en las relaciones y la politización de la fiscalía.


(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad