¿Tomadura de pelo a Navantia? PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos e IU piden ahora un plan industrial

stop

Todas las formaciones que fueron incapaces de pactar entre sí presentan, con la legislatura agotada, una proposición no de ley en el Congreso para aprobar de forma inmediata un programa de salvación para los astilleros 

Astilleros de Navantia en la ría de Ferrol.

en A Coruña, 27 de abril de 2016 (16:52 CET)

Tarde, mal y a rastras. A estas alturas, con la breve legislatura agotada, el PP, el PSOE, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida (Grupo Mixto) han registrado este miércoles en el Congreso una proposición no de ley conjunta para pedir al Gobierno que apruebe de forma inmediata un plan industrial para Navantia. El objetivo es que ese plan asegure su futuro como empresa pública, sanee sus cuentas y garantice los puestos de trabajo de los astilleros.     

El texto, que se ha registrado para su debate en el Pleno de la Cámara pese a la inminente disolución de las Cortes por la convocatoria de elecciones generales, resalta la larga historia de Navantia, que "ha sabido evolucionar desde una construcción tradicional hasta la utilización de las más modernas tecnologías". Gracias a ello se ha convertido en un "referente mundial" de diseño, construcción y reparación de buques, así como en un "polo de atracción" para numerosas empresas y generador de numerosos puestos de trabajo "cualificados y de calidad", según reza la propuesta. ¿Están tomando el pelo a Navantia en el Congreso?  

Estabilidad y competitividad    

"Por ello, y ante las graves dificultades económicas por las que ha atravesado el país en los últimos años, es necesario promover las acciones oportunas para que una empresa emblemática como Navantia, estratégica para el país, cuente con un plan industrial que asegure un proyecto empresarial de futuro, que garantice la estabilidad y la competitividad de los astilleros, y que siga aportando vitalidad y estímulo al desarrollo económico de la nación", añade.  

En este sentido, se exige al Ejecutivo que ponga en marcha "con carácter de urgencia" un plan industrial negociado con los sindicatos, que asegure la titularidad pública de la empresa y "despeje incertidumbres" sobre su futuro. En concreto, dicho plan deberá definir la carga de trabajo, no sólo vinculada al ámbito militar sino también al civil, y explorar nuevas actividades para diversificar la oferta. Además, tendrá que incluir un plan laboral que impulse la creación de puestos de trabajo, afronte el "ineludible" relevo generacional con una tasa de reposición adecuada, facilite la transmisión de conocimientos para evitar la descualificación profesional, y mantenga las retribuciones salariales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad