El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, junto al regidor ferrolano, Jorge Suárez, y el alcalde de Santiago, Martiño Noriega

Todos contra todos entre los alcaldes gallegos por el 'efecto Sánchez'

Ferreiro y Noriega tratan de desvincular a los candidatos socialistas por A Coruña y Santiago del 'sanchismo' para mantener el trono en la izquierda

A un mes de las elecciones municipales, los alcaldes de las principales ciudades gallegas (a excepción del regidor ourensano, Jesús Vázquez) centraron sus mensajes de la última semana en movilizar a su electorado de cara a las generales para frenar la irrupción de Vox e impedir un Gobierno de “las tres derechas”. Pero tras el triunfo de Pedro Sánchez que le asegura su permanencia en el Palacio de La Moncloa, los alcaldes de las siete ciudades gallegas han decidido dar carpetazo a las generales y preparar ya el terreno de cara a una campaña para las municipales que se asoma en el horizonte.

De la unidad mostrada en los últimos días para asegurar un Gobierno central de izquierdas, los regidores de las urbes gallegas han pasado a un intercambio de reproches no con los partidos de la oposición, sino con sus propios socios de gobierno. Tras el triunfo del PSOE en las siete ciudades gallegas, los denominados alcaldes del cambio han centrado sus críticas en las agrupaciones municipales del PSOE para asegurarse un liderazgo en la izquierda que podría asegurarles la llave de gobierno.

Ferreiro y Noriega contra Inés Rey y Bugallo

Dos alcaldes trataron de cortar las alas a un posible efecto Sánchez que disparase los apoyos electorales de los candidatos socialistas también en las elecciones municipales. Se trata del regidor coruñés, Xulio Ferreiro, y del compostelano, Martiño Noriega.

El comportamiento del PSOE coruñés “dista mucho”, según el alcalde de A Coruña, de “los principios y valores con los que se presentó Pedro Sánchez a las generales”, aseguró Ferreiro en referencia a un PSOE coruñes con el que tuvo que alcanzar pactos puntuales a lo largo de los últimos cuatro años y que, de la mano de Inés Rey, intentará recuperar el que durante el vazquismo fue uno de sus feudos en Galicia.

También trató de cortar cualquier relación entre su rival y el sanchismo el líder de Compostela Aberta. Martiño Noriega no dudó en asegurar que en los comicios del domingo “fue derrotada una manera de entender el PSOE". Según él, el triunfo de Pedro Sánchez es también la derrota de “la liga de veteranos del PSOE que compra el marco discursivo de la derecha", en donde "siempre" ha ubicado a Sánchez Bugallo, el candidato socialista para las municipales en Santiago. "Entiendo que él (Bugallo) pretenda ahora vestirse con otra ropa, pero él prefería a Susana y no a Pedro, prefería a Méndez Romeu y no a Gonzalo Caballero", criticó Martiño Noriega.

Las mareas, en el punto de mira de Ferrol

Más tibio en sus críticas contra los candidatos socialistas fue el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez. Tras mostrar su rechazo a un gobierno de coalición en la ciudad con el PSOE al mando, el regilador de la ciudad departamental centró sus críticas en la fragmentación de la izquierda rupturista.

A los comicios del domingo concurrieron por separado Unidas Podemos (Podemos y Esquerda Unida) y En Marea, la formación liderada por Luis Villares. La primera obtuvo dos escaños y la segunda, ninguno, frente a los cinco que lograron en confluencia en las generales del 2016. “Está claro a quien le pasó factura", aseguró Suárez, en referencia a En Marea, cuya ruptura llega también a Ferrol. Además de Ferrol en Común (el partido que gobierna actualmente), también se presentarán a las elecciones municipales la Marea de Ferrol, a la que Villares mostró su apoyo, y Xuntos Actúa, liderada por Carlos del Río, uno de los fundadores de Ferrol en Común.

Caballero se atribuye el éxito de Sánchez en Vigo

El alcalde de Ourense, el popular Jesús Vázquez, se mantuvo, por el contrario, al margen de las críticas. “Estamos muy ilusionados. Hay un trabajo muy bien hecho en estos cuatro años”, aseguró Vázquez, que recalcó que “día a día” el consistorio está presentando “nuevos proyectos”.

Tampoco arremetió contra la oposición el regidor vigués Abel Caballero. El alcalde de Vigo encara las elecciones municipales con el reto de revalidar su condición de regidor más votado de las grandes ciudades españolas. Un factor que, a su juicio, ha allanado el camino a Pedro Sánchez, que ha visto cómo su partido pasaba de ser la tercera fuerza en la ciudad en las elecciones generales del 2016 a la primera. "El tirón municipal coadyuvó" a Sánchez, aseguró Caballero y puso en valor el hecho de que el PSOE se haya impuesto en la provincia de Pontevedra por primera vez desde el año 1982.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad