Termina una legislatura negra para la economía española

stop

EMPIEZA LA CARRERA ELECTORAL

Zapatero en la comparecencia de disolución de las Cortes

26 de septiembre de 2011 (13:32 CET)

El Rey ha firmado el decreto de disolución de las Cortes poniendo fin a una de las legislaturas más negras para la economía española. Este martes, por lo tanto, empezará la carrera electoral que terminará el 20 de noviembre con, si las encuestas se cumplen, un nuevo gobierno conservador.

Cómo sucedió en 1996, cuando José María Aznar llegó a la Moncloa tras pactar con nacionalistas vascos y catalanes, el próximo Ejecutivo se encontrará un sombrío panorama marcado por la crisis de deuda y, sobre todo, por los prácticamente cinco millones de desempleados. Si como es previsible, Rajoy asume las responsabilidades de Gobierno, los recortes serán el eje central de su estrategia para remontar la economía.

Y es que el empleo, la deuda o la financiación de los servicios sociales serán los grandes retos que deba abordar el nuevo presidente, que gestionará una segunda legislatura en crisis, según todas las previsiones económicas que apuntan al 2014 como el año de la recuperación. El nuevo periodo de sesiones se iniciará el 13 de diciembre con la constitución de las Cortes. Probablemente, el nuevo Ejecutivo podría tomar posesión del cargo antes de final de año. La intención del actual Gobierno es que asuma todo el próximo ejercicio presupuestario.

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha remarcado, en su previsiblemente última comparecencia institucional, que durante este verano se han culminado las leyes y decretos cuya tramitación parlamentaria “estaban muy avanzados”. En el haber de estas últimas semanas destaca la reforma constitucional “de enorme calado para la credibilidad y futuro de nuestros país.”

ZP seguirá gobernando

A pesar de que este lunes se han convocado elecciones, Zapatero no ha querido transmitir a los mercados sensación alguna de parálisis. De hecho, no descarta tomar más medidas económicas: “Seguiremos adoptando medidas, las reformas de consolidación fiscal están surgiendo efectos”, ha dicho.

Para Zapatero, la incertidumbre sobre Grecia abre un escenario de dificultad añadida “pero nuestra previsión es que la credibilidad de España, que ha ido creciendo en las últimas semanas, evite que deba tomar medidas de carácter significativo, pero si fuera necesario lo haré”, ha concluido el presidente del Gobierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad