Técnicas de protesta creativa para evitar la ley mordaza

stop

COLECTIVOS SOCIALES

Protesta de Greenpeace contra la ley Mordaza.

Madrid , 01 de julio de 2015 (12:44 CET)

Hecha la ley mordaza, hecha la protesta antimordaza. Las plataformas sociales, los grupos ecologistas y los sindicatos reforzarán a partir de este martes la protesta creativa, una fórmula ideada para evitar las multas contempladas por la nueva ley de Seguridad Ciudadana, mejor conocida como ley mordaza.

La nueva normativa, vigente desde este martes, contempla multas de entre 600 y 600.000 euros por las acciones de protesta que se han popularizado durante la crisis: la paralización de desahucios, los escraches, las protestas en entidades bancarias, las concentraciones al estilo 15-M o el despliegue de pancartas en edificios públicos o monumentos.

Los movimientos sociales y sindicatos darán prioridad a cuatro nuevas formas de protesta y acciones callejeras que lograrían la misma repercusión pero que evitarían las multas contempladas en la ley.

1) El bloqueo silencioso

Dado que las protestas dentro las entidades bancarias han quedado prohibidas, Stop Desahucios ha ideado una nueva manera de presión a las entidades para lograr la dación en pago. Se trata del "bloqueo silencioso". Un grupo de manifestantes se presenta en el banco para depositar un céntimo en alguna organización benéfica. La operación repetida por decenas de usuarios bloquea las operaciones de la entidad. "Genera nerviosismo e inquietud entre los trabajadores y por lo general acceden a negociar. Ya la hemos aplicado con Bankinter, y las antiguas Caja Duero y Caja Extremadura", explica Imelda Hernández, activista de Stop Desahucios Salamanca.

2) La pancarta en la grúa

La nueva ley antimordaza contempla multas de entre 1.000 y 30.000 euros para una acción propia de Greenpeace: escalar en edificios y monumentos para desplegar pancartas de protesta. El colectivo ya tiene diseñado el nuevo mecanismo. "La ley prohíbe escalar en edificios pero no dice nada de escalar en grúas. Es lo que hemos hecho con la pancarta que desplegamos en la grúa del Congreso. Tenemos que medir los riesgos económicos antes de tomar una acción", explica Miguel Ángel Soto, portavoz de derechos civiles de Greenpeace.

3) Empapelamiento nocturno

Llenar de pegatinas y carteles de protesta contra los bancos también está sancionado a partir de este martes. Es lo que se llama "el muro de noticias" de los bancos. Este tipo de acciones se hará de noche y con pasamontañas. "Es una práctica que es sancionada, pero será muy difícil si se hace de madrugada",  dice Chema Díaz, miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Sevilla.

4) Avalancha de llamadas y correos

Es la técnica menos arriesgada porque no requiere presencia física. Un grupo coordinado de afectados por la hipoteca llaman a la sucursal bancaria que está a punto de desahuciar a un cliente con el objetivo de bloquear las líneas de teléfono. La misma operación se repite con los correos electrónicos. Centenares y miles de correos terminan por bloquear las cuentas de la entidad. La aplican Stop Desahucios y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Los colectivos tomarán precauciones aunque están convencidos de que, por motivos electorales, el gobierno no aplicará con rigor la ley que ha sido recurrida por la totalidad de los grupos de la oposición. A pesar de ello, no renuncian a seguir paralizando desahucios, tal como explica la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. "Si hemos perdido nuestras casas y tenemos una deuda que no pagaremos el resto de nuestras vidas, lo hemos perdido todo", explica el portavoz de la PAH de Sevilla. "Eso significa que también hemos perdido el miedo". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad