Belén Cachafeiro, alcaldesa de Forcarei; Rubén Quintas, alcalde de Maceda; y Andrés García Cardeso, alcalde de A Baña

Sueldos de 40.000 euros en decenas de concellos con menos de 4.000 habitantes

stop

Los alcaldes de Paradela, Touro, Maceda, Riotorto o Abadín cobran más que Xulio Ferreiro, el alcalde de A Coruña

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Belén Cachafeiro, alcaldesa de Forcarei; Rubén Quintas, alcalde de Maceda; y Andrés García Cardeso, alcalde de A Baña

en A Coruña, 05 de octubre de 2018 (05:00 CET)

La radiografía municipal de Galicia, distribuida en 313 concellos, encierra toda una contradicción en el terreno de las remuneraciones. Pequeños municipios, castigados en su población por el éxodo rural y la crisis demográfica, abonan a sus alcaldes retribuciones superiores a las de los regidores de A Coruña o Ferrol, que marcan los salarios más bajos de las siete ciudades gallegas.

La proliferación de dedicaciones exclusivas, política que fomentó en Ourense el que fuera eterno presidente de la Diputación, José Luis Baltar, junto a alguna llamativa dedicación parcial especialmente bien remunerada, hace que en decenas de municipios con menos de 4.000 habitantes se superen los 40.000 euros que ingresan Xulio Ferreiro y Jorge Suárez, según los datos que publicó este jueves el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

El mismo sueldo que Ferreiro, con 240.000 vecinos menos

En su misma provincia, en A Coruña, el alcalde de A Baña, el popular José Andrés García Cardeso, ingresó 40.400 euros por sus funciones como primer edil en un municipio de 3.541 habitantes, según datos del INE de cierre de 2017. En Touro, término municipal con 3.693 habitantes, Ignacio Codesido (PP) percibió 40.000 euros el año pasado. El nombre del alcalde se popularizó recientemente por romper en el pleno municipal las hojas que le habían presentado los vecinos con quejas contra el proyecto minero que tramita Atalaya Mining en la localidad.

Sin cambiar de provincia, el alcalde de Trazo ingresó 36.000 euros con una dedicación parcial, es decir, compatibilizando la actividad política con la privada. El municipio gobernado por Xosé Dafonte (PP) tiene 3.186 habitantes y un Partido Socialista de lo más cabreado, pues llevó al Consello de Contas y al Defensor do Pobo los 29.492 euros en dietas que, según aseguran, cobró Dafonte desde 2014.

La población censada en A Coruña a cierre de 2017 era de 244.000 habitantes, mientras que la de Ferrol alcanzaba los 67.500.

Sueldos de urbe en municipios con menos de 2.000 habitantes

Las remuneraciones de más de 3.000 euros mensuales también llegaron a los municipios de menos de 2.000 habitantes. En Paradela (Lugo), el popular José Manuel Mato percibió 40.000 euros por gestionar un concello de 1.851 habitantes. Alguno menos tiene Dozón (Pontevedra), que no alcanza los 1.200 según el INE. El alcalde Adolfo Campos (PP) recibió una retribución el pasado año de 39.000 euros.

En Carballeda de Valdeorras (Ourense) y tras más de 25 años como alcaldesa, Carmen González Quintela (PP) ingresa 38.000 euros por sus servicios a los 1.623 habitantes del municipio. Su compañero de partido, Clemente Iglesias, percibió 40.200 euros por sus funciones en Riotorto (Lugo), con 1.288 habitantes censados.

Aunque es más frecuente, los buenos salarios no son una virtud exclusiva de los regidores populares. Xurxo Rodríguez Méndez (BNG) alcanzó también los 40.000 euros en Castrelo de Miño (Ourense), municipio con 1.445 habitantes. El socialista José Manuel Pequeño percibió 40.400 euros en Dumbría (A Coruña), población de 3.053 habitantes con una importante planta de Ferroatlántica, del grupo de Villar Mir.

Un alcalde eterno y otro apartado de la Diputación de Ourense

También en el club de los municipios con menos de 2.000 habitantes está Cualedro (Ourense), cuyo alcalde ingresó 37.800 euros el año pasado. El popular Luciano Rivero fue apartado de la Diputación de Ourense en 2015, hubo de renunciar por incumplir el código ético de la institución. Una gasolinera de la que es socio había facturado 186.000 euros al organismo provincial, conducta prohibida por la normativa interna. Posteriormente fue reelegido como alcalde en su localidad.

Tan histórico como la alcaldesa de Carballeda de Valdeorras es el regidor de Abadín (Lugo), José María López Rancaño, quien lleva las riendas del municipio desde 1.983. Ingresó el pasado año 40.800 euros por sus servicios a los 2.490 habitantes censados en la localidad.

Un análisis exhaustivo revelaría decenas de casos similares. Algunos ejemplos son la alcaldesa de Forcarei (3.523 habitantes), Belén Cachafeiro, que recibió 40.800 euros; Rubén Quintas, en Maceda (2.943 habitantes), quien alcanzó los 40.400 euros; José César Parente en Nogueira de Ramuín (2.033 habitantes), que cobró 39.200 euros; o Jorge Candá, en A Lama (2.478 habitantes), que percibió 40.000 euros.

 

¿Cuánto cobra su alcalde? Puede consultar aquí la lista de remuneraciones publicadas por el Gobierno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad