Sindicatos y oposición ven en "la austeridad" uno de los orígenes del incendio de Valdeorras

stop

Las centrales destacan la “descoordinación” que genera tener tres empresas distintas trabajando en las labores contra el fuego

Feijóo junto a un brigadista

13 de agosto de 2012 (23:44 CET)

El pasado fin de semana se produjo un incendio forestal en la comarca de Valdeorras que destruyó entre 1.500 y 1.600 hectáreas según la Xunta de Galicia. Extinguido ya el fuego, sindicatos y oposición critican que la “austeridad” del Ejecutivo gallego provocó “descoordinación” y “falta de medios” a la hora de apagar las llamas, que ardieron durante dos días.

Estas críticas se producen justo cuando el propio ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha reconocido que los grandes fuegos de estas jornadas, como el de La Gomera, se deben “a la fuerte sequía” y a que “probablemente ha habido menos labores de limpieza de montes en algunas comunidades” debido a que la prevención “es costosa” y requiere unos recursos presupuestarios importantes.

Recortes en el dispositivo

Aunque la Xunta defiende la “coordinación exquisita” que existió en el tratamiento del incendio de Valdeorras, los sindicatos recuerdan que ya a principios de julio alertaron de que los recortes en la campaña de prevención no traerían nada bueno.

Hace más de un mes, las centrales gallegas criticaban que el Gobierno autonómico había “recortado y privatizado” el dispositivo de lucha contra los incendios y que este 2012 habría 363 brigadistas menos que en la campaña del pasado año.

Medio Rural negaba la mayor y aseguraba que el coste del plan de defensa contra los incendios de la Xunta, el Pladiga del 2012, tenía una partida 1,4 millones de euros mayor que el ejercicio pasado.

Empresas privadas

Los sindicatos también cargaron contra la contratación de empresas privadas para gestionar la campaña, como Tragsa o Natutecnia, con lo que disminuía la representación del personal contratado a través de Pladiga y Seaga.

Ahora, una vez pasado el, por ahora, gran incendio de este verano en la comunidad, CCOO, UGT y CIG denuncian que el tener “un dispositivo fragmentado” descoordinó las labores de extinción, “lo que provocó la calcinación de miles de hectáreas, y la quema incluso de bienes inmuebles”.

Fiscalía

De hecho, la adjudicación a Inaer de los helicópteros y las brigadas helitransportadas --Inaer derivó la contratación del personal en Natutecnia-- será llevada este martes ante la Fiscalía por parte de la central nacionalista CIG, que cree que puede existir un delito de prevaricación pues en ningún momento la Administración llegó a publicar el concurso.

El representante de la CIG-Autonómica, Fernando García, sostiene que "ni siquiera se le dio publicidad" a ese contrato en ninguno de los boletines oficiales. Por ello, la organización sindical entiende que "fue dado a dedo" y existe "un delito penal" cuya consecuencia "puede ser la inhabilitación".

Los partidos políticos en la oposición también han aprovechado el fuego para cargar contra la “austeridad” del Ejecutivo de Núñez Feijóo. “Un Gobierno que recorta claramente en prevención y que redujo las franjas de protección ambiental está condenado en los meses de verano a tener que afrontar estos grandes fuegos”, sostiene el PSOE gallego.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad