''Si el PSOE ganara, tendría el apoyo inmediato del PP para gobernar''

stop

El ministro Jorge Fernández Diaz, candidato del PP en Cataluña, reclama que se facilite la gobernabilidad, y critica a Puigdemont por ''dejar que los antisistema gobiernen el sistema''

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior en funciones

Barcelona, 05 de junio de 2016 (01:00 CET)

El PP ha cambiado su estrategia de cara a las elecciones del 26 de junio. Busca un tono positivo, una campaña hacia adelante, como lo ejemplifica el video de Mariano Rajoy, caminando rápido por los pueblos de España. El objetivo es lograr la gobernabilidad con cierta celeridad tras los comicios, y para ello buscará, de nuevo, al PSOE, aunque con mayor determinación que el pasado 20 de diciembre. El mensaje, que ningún dirigente del PP había formulado con tal claridad, es que el PP tendría claro que apoyaría al PSOE si los socialistas ganaran las elecciones. "Si el PSOE ganara, tendría el apoyo inmediato del PP para gobernar", asegura Jorge Fernández Díaz, el cabeza de lista del PP por Barcelona, y ministro de Interior en funciones.

Fernández Díaz lo tiene claro. En las pasadas elecciones "sólo había dos posibilidades de gobierno, las dos igual de legítimas, un gobierno del PP apoyado por el PSOE, y también por Ciudadanos, o un gobierno a la valenciana, de izquierdas, en el que también podía participar el PSOE. Cualquier otra cosa era imposible, y ahora se verá qué ocurre".

En una entrevista en el programa Converses, de la Cadena Cope, Fernández Díaz ha querido ser contundente. A la pregunta concreta sobre si el PP haría lo mismo que le está pidiendo al PSOE, el ministro de Interior en funciones no duda. "Le digo que sí, que el PP apoyaría al PSOE, que garantizaría la gobernabilidad si los socialistas son la lista más votada, porque es lo que le conviene al conjunto de España", señala.


Objetivo: "20 millones de trabajadores"

Sin embargo, el PP no actuó siguiendo ese esquema en Andalucía, con la socialista Susana Díaz. "Es cierto, pero en Andalucía nos encontramos con un gobierno que no había cambiado de color en todos los años de democracia, y lo que vimos también es que el PSOE pactaba con Podemos en comunidades y ayuntamientos en contra de la lista más votada, que era el PP, y le pongo el caso de la Diputación de Toledo, como un icono de todos contra el PP".

El PP no se moverá de sus recetas económicas, con el objetivo de que España pueda tener, en el horizonte de 2020, unos 20 millones de trabajadores afiliados a la Seguridad Social. Ahora el país cuenta con 17,6 millones, que no garantizan, a juicio de Fernández Díaz, el mantenimiento del estado de bienestar, porque se cuenta ya con 9,3 millones de pensionistas.

"Con 20 millones se puede asegurar, y creo que se puede conseguir, si se mantiene el crecimiento del PIB del ultimo año. Estamos en una situación en la que todavía no se ha salido de la crisis, aunque sí de la recesión, queda mucho por hacer, pero las perspectivas son buenas", insiste el candidato del PP en la lista de Cataluña.


"No habrá terceras elecciones"

Lo que quiere asegurarse el PP, que sigue confiando en las encuestas, que le sitúan en primera posición, es que habrá gobierno en poco tiempo. "Le puedo asegurar que no habrá unas terceras elecciones, eso lo tenemos claro", asegura. Pero en esa afirmación sólo puede existir la seguridad de que se contará con algún socio. Fernández Díaz piensa en Ciudadanos, pero sigue con la mirada puesta en el PSOE. "Se puede ver en qué condiciones, en un gobierno de coalición o no, --en referencia a la negativa de Felipe González a esa fórmula—con apoyos desde fuera, pero es el momento de establecer esos acuerdos", insiste Fernández Díaz.

El hecho es que el PP, mientras defiende esa colaboración con el PSOE, ha planteado la campaña como una dualidad frente a Podemos e Izquierda Unida, dejando a los socialistas en tierra de nadie, y en una cierta depresión. La propia figura de Pedro Sánchez quedara tocada en función de los resultados, y el PP espera que, decida lo que decida el PSOE, su cúpula entienda que debe favorecer la gobernabilidad.


Gobernar con los "antisistema"

Como ministro de Interior, Fernández Díaz sigue muy de cerca lo que ha ocurrido en el barrio de Gràcia en Barcelona, con el movimiento okupa. Afirma que el problema no se debería centrar tanto en las propias fuerzas políticas que le dan apoyo, como la CUP, si no en los responsables políticos que han buscado el apoyo de la formación anticapitalista.

"Lo que no puede ser, lo que no es normal, es que los antisistema gobiernen el sistema, eso es lo anómalo", señala, en una dura crítica a Junts pel Sí, a Convergència y a Esquerra, "por buscar que la CUP apruebe los presupuestos de la Generalitat".

En la próxima legislatura, Fernández Díaz asegura que el Gobierno formulará un nuevo modelo de financiación autonómica, "que le irá bien a Cataluña, como también le ira bien que el conjunto de la economía española siga creciendo, con políticas económicas que favorezcan ese clima económico y empresarial".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad