Gonzalo Pérez Jácome y Manuel Baltar / E.P.

Se va él o lo echan: así perderá Jácome la alcaldía de Ourense

Manuel Baltar asume una moción de censura que daría la alcaldía al PSOE si el regidor no dimite por la presión política, económica o judicial

El Concello de Ourense está paralizado por la implosión del partido de Gobierno, Democracia Ourensana, y la ruptura del acuerdo con el PP que llevó a Gonzalo Pérez Jácome a la alcaldía. El regidor cuenta ahora con el apoyo de un único concejal, Armando Ojea, y, a priori, con el de Telmo Ucha, que tendrá acta tras la renuncia del edil de Cultura, Mario González. Nada se puede aprobar y nada está siendo aprobado en la tercera ciudad de Galicia ante el bloqueo de la junta de Gobierno.

Manuel Baltar, presidente de la Diputación y principal responsable de que Jácome llegara al cargo, dio este lunes su receta para salir de la crisis: “Hay solo dos posibilidades, que renuncie el alcalde o moción de censura”. El barón ourensano no aludió a una de las vías que dejó abierta su propio partido, que Jácome solucionara la ruptura dentro de su partido –lo que parece, efectivamente, inviable--, y se abrió, en cambio, a una moción de censura que daría la alcaldía al PSOE, la fuerza más votada.

Todo apunta a que la caída de Pérez Jácome es una cuestión de tiempo, pero es precisamente la prolongación del bloqueo municipal lo que más daño está haciendo a la ciudad. La irrupción de Telmo Ucha es clave para los partidos, pues el nuevo concejal podría optar por desmarcarse del alcalde y facilitar su caída en la difícil aritmética del pleno ourensano.

Tres salidas posibles

Si el nuevo edil se mantiene fiel al alcalde, los escenarios que maneja la oposición son tres:

Que Jácome se vaya: las presiones al alcalde están llegando desde todas las áreas, también desde el sector económico. Además de la denuncia ante la Fiscalía por el desvío de fondos del partido y la puesta en nómina de asesores falsos, los díscolos de Democracia Ourensana también han presentado un escrito en el Concello para echar al regidor del partido.

Que actúe la justicia: otra posibilidad es que se produzcan actuaciones judiciales contra Pérez Jácome tras la denuncia ante la Fiscalía. Los tiempos judiciales complican esta opción. Además, los partidos ponen en duda que Jácome renuncie a no ser que haya actuaciones drásticas contra él.

Moción de censura: es la opción lógica y la más probable a pesar de las dificultades para lograr un acuerdo entre las fuerzas políticas. La posibilidad que se baraja es que el PP acepte un Gobierno liderado por el PSOE, que fue la fuerza más votada en la ciudad. De esta manera, los populares ofrecerían una abstención para desalojar a Jácome con un voto a favor de un nuevo Ejecutivo liderado por los socialistas. Incluso se baraja que sea el exalcalde y exconselleiro, Jesús Vázquez, el hombre de Feijóo en Ourense, el que de su voto favorable.

Aún así, las cuentas no son sencillas, pues la moción requeriría del apoyo de los dos ediles del BNG –que estaría a favor de esta opción—y de los dos de Ciudadanos para llegar a la mayoría absoluta de 14 concejales (9 de PSOE, 1 de los 7 que tiene el PP y 2 de BNG y Ciudadanos). Tiene como contrapartida que Jácome mantendría el acta municipal y cierta fuerza en el pleno, al contar con otros dos ediles fieles, pero resolvería el atasco actual del Gobierno municipal.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad