Se acaba la pesadilla en Francia: la policía abate a los terroristas

stop

TERRORISMO

Los agentes que participaban en el perímetro de seguridad en Porte de Vincennes, París

Barcelona, 09 de enero de 2015 (18:16 CET)

Las fuerzas especiales de los agentes de seguridad franceses, El Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN), han terminado este viernes por la tarde con la pesadilla del ataque yihadista a Francia.

Los agentes han entrado simultáneamente en una pequeña imprenta de la zona industrial de la localidad de Dammartin-en-Goële, situada al noreste de París, y en un supermercado de productos judíos de Porte de Vincennes, un barrio que se encuentra en el este de la capital francesa.

En la imprenta se habían atrincherado con rehenes por los hermanos Kouachi, los presuntos autores del atentado contra la publicación satírica Charlie Hebdo el miércoles.

En París, Amédy Coulibaly, ciudadano galo de 32 años cuyas actividades islamistas también eran conocidas y vigiladas por la República retenía a varias personas en una tienda de alimentación. En su nuevo atentado ha estado acompañado por su compañera, Hayat Boumeddiene, de 26 años. La policía ha acabado con la vida de todos ellos.

Coulibaly ha sido identificado como el responsable del tiroteo contra dos policías municipales (uno de ellos falleció) en la localidad de Montrouge el jueves.

Cuatro muertos en París

Ambas operaciones se han saldado con la liberación de una parte de los ciudadanos a quienes los terroristas retenían desde hacía horas. Saïd Kouachi (34 años) y de su hermano Chérif (32 años) mantenían junto a ellos a Edouard de Mareschal, un diseñador de 27 años, desde primera hora de la mañana, mientras que Coulibaly y Boumeddiene coaccionaban a, como mínimo, cinco personas.

Las autoridades francesas mantienen por ahora en secreto los detalles de la operación del supermercado, donde habrían muerto cuatro personas. Dos agentes han sido heridos durante la intervención.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad