Patronato de la Fundación Paideia. En el extremo derecho, de espaldas, Sandra Ortega. De frente,  la jurista María Cotón, José Leyte (Rosp Corunna) y el economista  Emilio Ontiveros

Sandra Ortega multiplica las aportaciones a su fundación en pérdidas

La hija de Amancio Ortega entregará más de un millón de euros en dos años a Paideia Galiza, que cierra sus cuentas con déficit y caída de ingresos

Aunque lejos de los volúmenes presupuestarios que maneja la fundación de su padre, Sandra Ortega continúa con la obra social que heredó de Rosalía Mera, la Fundación Paideia Galiza, con sedes en Padrón y A Coruña. La hija de Amancio Ortega, accionista de Inditex y de Pharma Mar, está incrementando progresivamente sus aportaciones a la institución. En 2017 eran 450.000 euros; al año siguiente se elevaron a 500.000 y en 2019 alcanzó los 600.000 euros.

Todo apunta a que entre este año y el pasado, Sandra Ortega destinará más de un millón de euros a su obra social, pues los presupuestos de 2020 de la fundación incluyen 830.000 euros de ingresos por entregas de entidades privadas, en referencia al brazo inversor de la empresaria, Rosp Corunna, que tradicionalmente asume la práctica totalidad de esta partida. Nada deslumbrante si se compara con los ingresos que percibe Sandra Ortega por el 5% que tiene de Inditex, pero que se suma a la donación que hizo para adquirir material sanitario en la primera ola del Covid-19.

Casi un millón en pérdidas

Paideia hizo públicas este jueves las cuentas correspondientes al pasado ejercicio. El balance muestra una leve caída de ingreso-- de los 2,66 millones a los 2,6 millones—y un déficit de 906.000 euros al cierre del periodo.

A diferencia de la Fundación Amancio Ortega, Paideia percibe donaciones de otras empresas, genera ingresos por su propia actividad y accede a fondos europeos. El año pasado aportaron 18.000 euros Repsol, 1.000 euros Kutxabank y 5.000 euros la alemana Conren Land. También colaboraron la Xunta, con 187.000 euros –el doble de lo que aportó el año anterior—y la Deputación de A Coruña, con 24.000.

A partir de su propia actividad, la fundación ingresó más de un millón de euros. De estos, 355.000 derivan del “alquiler de espacios usufructuados·”. El presupuesto del ejercicio fue de 2,26 millones, manteniendo el progresivo incremento de los últimos años. En 2018 fueron 2,1 millones y en el 2017 se superaron por poco los dos millones de euros.

Sandra Ortega destina este dinero a cinco grandes ejes. El más importante o, al menos, el que más fondos recibe es el de emprendimiento, seguido de discapacidad y empleo; desarrollo territorial; formación y divulgación y movilidad.

Un artículo de R. Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad