Sánchez promete a los trabajadores de Alcoa acabar con las subastas eléctricas

stop

El candidato socialista señala que una de sus primeras medidas en caso de ser elegido presidente será realizar una revisión integral del sistema eléctrico

José Ramón Gómez Besteiro, Pedro Sánchez y Mar Barcón con los representantes de los trabajadores de Alcoa

en A Coruña, 08 de diciembre de 2015 (22:02 CET)

Después del multitudinario mitin de este lunes en A Coruña, el candidato socialista a la presidencia del Gobierno mantuvo un encuentro con varios representantes del comité de empresa de la planta de Alcoa. Fue una reunión breve, de unos 15 minutos de duración, en la que los trabajadores trasladaron al líder del PSOE su preocupación por la situación de la compañía y éste se comprometió a acabar con las subastas eléctricas y buscar un sistema más racional que permita a la factoría coruñesa competir en igualdad con otros operadores europeos.

El presidente de comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho, recordó que Sánchez ya era conocedor de sus problemas, ya que se los trasladaron en una asamblea abierta en la que participó el año pasado. También destacó que el candidato fue "muy receptivo" a todas sus peticiones y que les anunció que una de sus primeras acciones al frente del Gobierno en caso de salir elegido presidente el próximo 20 de diciembre será acometer una revisión integral del sistema eléctrico español, que aporte una solución "mucho más estable que la actual" para las grandes consumidoras.

Mercado

Pedro Sánchez también adelantó que en el primer consejo de ministros que celebre abordará la puesta en marcha de un plan de reindustrialización. Para López Corbacho esta medida es "muy importante" porque, además del problema energético, la planta coruñesa de Alcoa ve como el producto que llega de otros países les resta cuota de mercado.

Desde el comité apuntan que esta situación se debe a que el modelo productivo "no es el adecuado" y piden que se grave a esos productos con unos aranceles "en proporción a lo que nosotros tenemos con las leyes que nos hacen cumplir". Consideran que es un problema de competencia desleal "que hay que atajar y que nosotros vamos a denunciar".

Futuro incierto

Respecto a su situación, los trabajadores reconocen que con el paso del tiempo "la planta se va deteriorando, la plantilla va bajando, no se contrata lo que hay que contratar y tienen energía para 2016 pero a coste superior a 2015". En este sentido y ante el silencio de la dirección, temen que tras las elecciones haya "sorpresas negativas", como apunta Juan Paseiro, del comité de empresa.

"Estamos continuamente pidiendo información de cómo va a quedar la planta y siempre nos dan la misma respuesta, que están evaluando las fábricas con pérdidas y que aún no saben qué decisión van a adoptar", indica Paseiro. El próximo 17 de diciembre convocan una nueva manifestación en A Coruña. Será la última del año si no hay más acontecimientos. "Esperamos equivocarnos en nuestros indicios, pero la falta de noticias nos preocupa", lamenta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad