Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo en una imagen de archivo

Sánchez mira a Galicia para pedir la abstención del PP

El presidente del Gobierno en funciones asegura que hay comunidades que necesitan "certidumbre”, en referencia a los 700 millones que adeuda a Galicia

Pedro Sánchez redobla su presión al resto de fuerzas políticas para lograr su investidura en septiembre. El presidente del Gobierno en funciones pide ahora al resto del arco parlamentario su apoyo para poder saldar las transferencias que el Ejecutivo central todavía adeuda a determinadas comunidades y que, según argumenta, no pueden resolverse hasta que no haya un Gobierno formado.

Según Sánchez, hay comunidades y ayuntamientos que necesitan "certidumbre y predictibilidad" en relación "a los objetivos de déficit, de deuda pública y, sin duda alguna, también en cuanto a los ingresos públicos" para poder avanzar en sus cuentas, ha asegurado tras su despacho con el Rey, Felipe VI, en su palacio de Marivent.

Choque con Feijóo

Entre estas comunidades se encontraría Galicia. El Estado central adeuda 700 millones de euros a la Xunta de Galicia por diferentes conceptos. 330 millones se corresponden a las entregas a cuenta, 200 millones, a las mensualidades del IVA del año 2017, mientras que los 170 millones de euros restantes se enmarcan dentro del incentivo a comunidades cumplidoras con las reglas de estabilidad financiera.

Las deudas hay que pagarlas”, recriminó Alberto Núñez Feijóo a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la presentación del último anuario del Foro Económico de Galicia, en el que ambos coincidieron. "Lamentablemente no podemos decir que las cosas se han solucionado en su totalidad. De los 700 millones, la ministra me dice que lo único que puede garantizar son las entregas a cuenta, y para eso condicionado, que son algo más de 300 millones; pero no se compromete en la anualidad del IVA -que son 200 millones-", aseguró el líder del PPdeG.

Reforma de la financiación autonómica

Además de hacer frente al problema puntual de pagos que todavía le debe a las comunidades autónomas, Pedro Sánchez ha reclamado para sí los votos favorables en su investidura para dar una vuelta de tuerca al régimen de financiación autonómica, aunque sin dar pistas de cómo se canalizará esta medida.

"Tenemos el compromiso de acometer en el primer año de la legislatura una reforma de la financiación con una propuesta del Gobierno, poner una propuesta sobre la mesa por parte del Gobierno, cosa que no había sido posible en este año por razones obvias de mayorías, y en tiempos del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy porque no quisieron, pese a que el modelo hace tiempo caducó”, aseguró, por su parte, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad