Pedro Sánchez y Pablo Iglesias al momento de firmar el preacuerdo de PSOE y Podemos para un gobierno de coalición, el 12 de noviembre de 2019. Foto: EFE/PC

Sánchez e Iglesias pactan soluciones para las crisis de Alcoa y Endesa

El acuerdo de gobierno incluye el estatuto del consumidor electrointensivo y recursos públicos para reindustrialización de comarcas con centrales térmicas

Algo de luz para las industrias electrointensivas y las comarcas con térmicas de carbón. El PSOE y Unidas Podemos han acordado la aprobación del estatuto del consumidor electrointensivo, con "compensaciones y exenciones de pago" para las empresas con "altos" costes energéticos "a cambio de que estas mejoren su eficiencia energética, y así "potenciar la competitividad y la eficiencia" de las mismas. Se trata de una de las medidas incluidas en el acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez y la conformación de un Gobierno de coalición, en el que también se incluyen modificaciones de la factura eléctrica, para penalizar el consumo excesivo de energía y reducir el porcentaje que representa la potencia instalada.

Ambas fuerzas también se comprometen a sacar adelante medidas para reformar el mercado eléctrico y conseguir el abaratamiento de los precios mediante el uso de renovables, siendo el coste de generación el "criterio fundamental" a la hora de retribuir su producción.

Estatuto electrointensivo y pagos por capacidad

En su acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez y la conformación de un Gobierno de coalición, ambas formaciones han propuesto la elaboración de un Plan de Reforma del Sistema Eléctrico para favorecer la descarbonización y "unos precios asequibles para el consumidor y las empresas".

Así, avanzan cambios legales para que la reducción progresiva del coste de las energías renovables "se traslade al precio de la electricidad, y se garantice la rentabilidad adecuada y el pleno desarrollo de la expansión de las mismas".

En el apartado dedicado a factura eléctrica, PSOE y Unidas Podemos mencionan la aprobación del estatuto del consumidor electrointensivo, con "compensaciones y exenciones de pago" para las empresas con "altos" costes energéticos. También han pactado una revisión de los pagos por capacidad para limitarlos a "medidas condicionales, transitorias, sin distorsiones, de último recurso y de acuerdo con el cumplimiento de los objetivos de reducción del precio de la electricidad, excluyendo la posibilidad de incurrir en ayudas ilegales".

La continuidad de Endesa en As Pontes

De cara al cierre de las centrales de carbón y "centrales nucleares con calendario poco conocido", el pacto recoge el desarrollo de "planes de acción urgente" con el fin de definir "escenarios estables, predecibles y competitivos" y fomentar el desarrollo e inversión en innovación y tecnologías verdes.

En el apartado de la industria, el acuerdo recoge un compromiso para actuar contra las deslocalizaciones y "facilitar" con recursos públicos "la continuidad y permanencia de aquellas empresas que sean una fuente crítica o fundamental de empleo en sus comarcas", así como la recuperación de zonas desindustrializadas.

También se alude a un Plan de Desarrollo Industrial con horizonte en 2030 "para la transición ecológica y la descarbonización" y con el objeto de mejorar la competitividad de la industria, la creación de empleo de calidad y el aumento de este sector en el PIB.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad