Salvemos Cabana presenta una queja ante la Xunta por permitir festivales de música en plena Red Natura

stop

La plataforma pide a la Consellería de Medio Ambiente que no autorice el 'V de Valarés' en zona de máxima protección

Cartel del festival V de Valares

en A Coruña, 19 de julio de 2016 (15:04 CET)

Salvemos Cabana ha presentado una queja en el registro de la Xunta, sumándose así a la denuncia de otros colectivos contra la celebración de festivales de música en plena Red Natura.

El colectivo hace referencia al festival V de Valarés, organizado por la Fundación Eduardo Pondal y que ya fue autorizado por Medio Ambiente el año pasado. Se celebra, expone Salvemos Cabana, en "un espacio de máxima protección del área litoral de toda la costa gallega, en la Playa de Balarés (Ponteceso) afectando a la Zona Especial de Conservación (ZEC) Costa da Morte y la Zona de Especial Protección para la Aves (ZEPA) Costa da Morte".

El Plan Director de la Red Natura 2.000 comprende este espacio como área de preotección y territorio con "valor de conservación muy alto", al estar constituido por una porción significativa de hábitats prioritarios o hábitats de interés comunintario.

Música con especies en peligro

Según los datos oficiales de la Red Natura en la ZEC Costa da Morte se encuentran hasta 23 hábitats de interés prioritario y la presencia de especies muy destacadas a nivel de fauna y flora como la Omphalodes littoralis, presente en el "Catálogo Galego de especies ameazadas" y en peligro de extinción en el "Libro Rojo de la flora vascular amenazada de España", recuerda la plataforma.

Por otra parte, la ZEPA Costa da Morte (Norte) destaca a nivel de la Península Ibérica por su espectacular biodiversidad a nivel de avifauna, con la presencia de especies como el correlimos tridáctilo (Calidris alba), el vuelvepiedras (Arenaria interpres) o el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), el halcón peregrino (Falco peregrinus) o el búho campestre (Asio flammeus).

Miles de personas

El colectivo concluye que "ni puede ni debe autorizarse bajo ninguna circunstancia una actividad recreativa de estas características en lo más sensible de la Red Natura 2000, mucho menos cuando se trata de una actividad en la que durante tres días, del 12 al 14 de agosto, se prevé la participación de miles de personas e incluso la organización está comercializando una macro acampada en el pinar anexo a la playa".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad