Salvemos Cabana denuncia la asistencia masiva de visitantes a Dombate

stop

El colectivo conservacionista pone en cuestión la idoneidad del convenio de colaboración entre la Diputación de A Coruña y el Concello de Cabana de Bergantiños

Centro Arqueolóxico do Dolmen de Dombate

en A Coruña, 13 de septiembre de 2016 (11:54 CET)

Un total de 11.349 personas pasaron en los meses de julio y agosto por el recinto arqueológico del Dolmen de Dombate. Son más visitantes que el año pasado, a los que hay que sumar los participantes en las distintas actividades de carácter no arqueológico que se desarrollaron en el junto al monumento que, a juicio del colectivo Salvemos Cabana, soporta una "masificación" que pone en peligro su correcta conservación.

Para el colectivo, uno de los problemas de fondo es el convenio suscrito entre la Diputación de A Coruña y el Concello de Cabana de Bergantiños para su gestión, que contempla contradicciones como hablar de protocolos de "conservación preventiva" y de "limitación de acceso", para más adelante reconocer que uno de sus objetivos es "que el mayor número de gente posible" pueda acercarse hasta el monumento.

Salvemos Cabana considera "un completo sinsentido" que desde la Diputación se llegase a contratar a tres becarias para controlar el estado de las pinturas del Dolmen de Dombate bajo la supervisión de Fernando Carreira, de la Escola Superior de Conservación e Restauración de Bens Culturais de Galicia, cuando de manera simultánea se está fomentando la masificación sin control del recinto con todo tipo de actividades "que parecen sacadas de un folleto de promoción turística, pero que para nada guardan relación con el contexto arqueológico del dolmen", sentencian.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad