Salvemos Cabana advierte que el Dolmen de Dombate está en peligro

stop

La asociación pide a la Deputación de A Coruña que suspenda el convenio con el Ayuntamiento de Cabana tras los desperfectos detectados en la réplica del megalito por "el descontrol" en la afluencia de visitantes

Complejo arqueológico del Dolmen de Dombate

en A Coruña, 17 de mayo de 2015 (13:27 CET)

Salvemos Cabana, más conocida por su denuncia de los desmanes contra el medio ambiente y la batalla contra la minería agresiva en Galicia, ha salido en defensa del patrimonio sociocultural y se ha topado, otra vez, con el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños. El colectivo ha pedido a la Deputación de A Coruña que suspenda el convenio que mantiene el ente provincial con el municipio con el objetivo de garantizar la protección del complejo arqueológico del Dolmen de Dombate.

El alcalde de Cabana durante la última legistlatura es José Muíño fue un ferviente defensor del naufragado proyecto minero de Corcoesto, lo que le valió serios encontronazos con varios colectivos contrarios a la explotación, sobre todo, por modificar el Plan Xeral de Ordenación Municipal, según denunciaron, para allanar el camino a Edgewater. Ahora, a una semana de las elecciones, atisba un nuevo problema.


Medidas de protección

Salvemos Cabana critica que "el parque arqueológico de Dombate se ha convertido en una suerte de recinto multiusos sin control sobre el número de visitas, lo que ha finalmente derivado en los daños de la réplica del dolmen ahora denunciados y que puede afectar seriamente a la integridad de las pinturas, consideradas una joya del arte neolítico en el noroeste de la Península Ibérica".

Por este motivo, pide a la Deputación coruñesa que retire el convenio con el Ayuntamiento y establezca medidas de protección en el enclave arqueológico, como "el establecimiento de una restricción en el máximo diario de visitantes en aras de la protección de las pinturas originales de época neolítica que se conservan en el interior". "No se trata de un parque temático o un auditorio sino del mejor exponente del período megalítico en tierras gallegas", asegura el colectivo en un comunicado.


Patrimonio de valor incalculable

El Dolmen de Dombate, inspirador de poemas de Eduardo Pondal y desde entonces figura literaria recurrente en textos de los escritores gallegos, es propiedad de la Diputación de A Coruña, comprado por acuerdo plenario en 1975 tras la adquisición de terrenos con una superficie total de 715 m² en la parroquia cabanesa de Borneiro, y declarado Bien de Interés Cultural (por aquel entonces Monumento Histórico-Artístico) el 11 de marzo de 1978.

Lo que se puede ver en el enclave es una réplica de la estructura del monumento, acompañado de abundante documentación sobre su historia. Además de algunas piezas, se conservan, eso sí, las pinturas de la época, una joya del arte megalítico.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad