Rueda encarga a su nueva directora xeral seguir con la supresión de 'chiringuitos'

stop

La responsable de Avaliación e Reforma Administrativa continuará con el adelgazamiento de entes de la Administración

Natalia Prieto, directora xeral de Reforma Administrativa

02 de enero de 2013 (16:45 CET)

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha encargado a la nueva directora xeral de Avaliación e Reforma Administrativa, Natalia Prieto, continuar con el plan de “racionalización” de la administración paralela iniciado en el primer mandato de Alberto Núñez Feijóo. Lo que es lo mismo, Prieto debe continuar con el objetivo de seguir suprimiendo los denominados “chiringuitos” de la administración gallega.

Rueda, que acompañó a Prieto en el acto en el que prometió su cargo en sustitución de Jaime Bouzada, ha recordado que la segunda fase de este plan se encuentra ahora en ejecución y que está pendiente de llevar a cabo la tercera, que permitirá que "toda la red" de sociedades, fundaciones y otros entes de la Xunta funcione de forma "eficaz".

Ahorro de 20 millones


Sobre el ahorro previsto, el vicepresidente ha abogado por esperar a que se finalice la tercera fase --la segunda se cerrará en el primer año de esta legislatura-- para poder dar cifras globales, aunque sí ha destacado que el objetivo es que se continúe rebajando el gasto y que, cuando acabe el plan, la Xunta cuente "exactamente" con los entes que sean "imprescindibles" para funcionar correctamente.

Eso sí, ha precisado que el mayor ahorro se produjo en la primera fase del plan de racionalización, al actuar sobre los entes en los que era "más evidente" que no eran necesarios y ha aludido a un ahorro anual de 20 millones de euros. "En la segunda fase, esperamos un ahorro de cinco o seis millones de euros", ha apostillado.

Control horario

Además de este primer encargo, Alfonso Rueda encomendó también a la nueva directora xeral avanzar en la implantación del sistema de control horario del personal de la Xunta y en el uso de las nuevas tecnologías para reducir la "burocracia".

El reto es "eliminar progresivamente" el papel y que los administrados puedan hacer la "inmensa mayoría de sus trámites" mediante un ordenador y sin tener que presentarse físicamente en dependencias de la Xunta, ganando de este modo en "agilidad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad