Rojo busca un acuerdo escrito con los partidos para regular las visitas al Parlamento

stop

Ha convocado este viernes a todos los grupos debido a la polémica del último pleno

Protesta en la tribuna del Parlamento | Lavandeira (EFE)

31 de enero de 2013 (17:30 CET)

La presidenta del Parlamento Gallego, Pilar Rojo, quiere calmar la tormenta política que se ha desatado en la Cámara debido a su decisión de limitar el acceso de visitas al hemiciclo. Antes los últimos acontecimientos, ha convocado este viernes a los portavoces de los grupos parlamentarios para tratar de buscar “un consenso por escrito” sobre las visitas y las responsabilidades que acarreen posibles desórdenes.

En el último pleno celebrado, la jefa del legislativo restringió las visitas, si bien invitados de Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) y del BNG se acabaron sentado en los bancos del público, acompañados de diputados de esas formaciones.

“Vuelta a la normalidad”

Rojo pide “la vuelta a la normalidad, que se recapacite y se tenga sentido común”. “Los hechos que han acontecido hacen flaco favor al Parlamento de Galicia y a la democracia parlamentaria”, argumentó.

Encima de la mesa también están las posibles sanciones o medidas que adopte el Parlamento tras la ocurrido el pasado martes. Entonces, la propia Pilar Rojo calificó de “grave atentado a una alta institución” el hecho de que los visitantes acudiesen a la grada de invitados sin contar con el permiso de la Presidencia.

Apoyo de Feijóo

De momento, el presidente de la Xunta ya ha mostrado su apoyo público a la polémica decisión de Rojo. Tras la celebración del Consello de la Xunta, el mandatario gallego ha advertido de que “la Cámara no se puede asaltar, ni violar ni reventar”.
“Ningún diputado tiene derecho a facilitar que los plenos no sean democráticos”, zanjó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad