Ribadeo exprime sus cuentas para conservar la mejor playa de España

stop

El Concello reclama un acuerdo para mejorar los servicios de As Catedrais, desbordados por la afluencia de turistas

Playa de As Catedrais en Ribadeo

24 de febrero de 2013 (22:46 CET)

El Ayuntamiento de Ribadeo (Lugo) gasta en la playa de As Catedrais alrededor de 100.000 euros al año. Maneja un presupuesto de 8 millones, de los que destina la mitad a gastos de personal. De los otros 4 se saca la partida para conservar la mejor playa del Estado y la sexta del mundo, según los millones de usuarios que votaron en los premios Traveller Choice, organizados por la página web de viajes TripAdvisor.

El mantenimiento es cuidadoso. Un camión pasa dos veces diarias para vaciar la fosa séptica del arenal, que se ha quedado pequeña debido al incremento en la afluencia de visitantes. El Consistorio quiere comprar un nuevo depósito de 24.000 litros. El actual tiene una capacidad de 8.000 y se llena dos veces al día. “Si se nos avería el camión, la fosa séptica se desborda. Estamos corriendo un riesgo innecesario”, explica el concejal de Medio Ambiente de Ribadeo, Horacio Cupeiro.

Las papeleras se vacían tres veces al día. Las tareas de desbroce, la presencia de policías y socorristas, la limpieza y la promoción y publicidad se llevan el resto de los 100.000 euros. El problema es que a medida que aumenta la fama de As Catedrais, crece el número de visitantes y los servicios, concebidos hace 10 años, se quedan pequeños.

El ministerio invirtió un millón, pero hace una década


Precisamente, esa es una de las demandas del municipio, que busca un pacto entre instituciones --con el Ministerio de Medio Ambiente y la Xunta de Galicia-- para realizar una inversión y poner en marcha un nuevo plan de desarrollo del arenal que lo adapte al volumen actual de visitantes. “La inversión sigue siendo la misma desde hace una década, mientras que los turistas crecen”, se lamenta Cupeiro.

La última partida del Gobierno central se realizó hace diez años y alcanzó la cifra de 1.200.000 euros. Con esa cantidad, compró todos los terrenos, revegetó la zona, rehabilitó una vieja cantera de pizarra, eliminó un aparcamiento subterráneo y construyó un paseo de madera. “As Catedrales eran muy desconocidas entonces, pero con el paso del tiempo la fama ha crecido y los visitantes se cuentan por miles”, reconocen fuentes del Ministerio de Medio Ambiente.

Desde entonces, el Ayuntamiento se hace cargo del día a día del arenal. A juicio del ministerio, el trabajo que realizan es “perfecto”. Pero en el concello advierten que “los servicios que necesitamos no son los de hace diez años, no son servicios para mil personas”, afirma Cupeiro. “Estamos en un espacio de la Red Natura y hacen falta baños adecuados y depuradoras adecuadas”, insiste.

Visitantes

Todo ello debido al incremento de turistas que se acercan a las playas. Aunque es difícil cuantificar el número de personas que pasan anualmente por As Catedrais, en el Ayuntamiento proponen algunos datos que demuestran la buena salud del arenal como espacio turístico.

Destacan, por ejemplo, el aumento en la recogida de vidrio, que creció en 50.000 kilos en 2012 con respecto al año anterior. También confirman que en los meses de julio y agosto, en temporada alta, pasaron por la oficina de turismo 58.000 personas preguntando por As Catedrais. Concluyen que esa es la cifra mínima de turistas que llegaron al arenal en dos meses.

Puesta en valor

Con estos datos en la mano, para Cupeiro no hay duda de que As Catedrais necesita un proyecto de desarrollo “para canalizar de manera adecuada la afluencia de turistas”. Este plan, entiende, camina sobre un triple eje: el medio ambiental, el social y el económico. “Tenemos que hacer un plan de usos y servicios que tenga como epicentro As Catedrais, que proteja los hábitats prioritarios y que impacte positivamente en la hostelería de Ribadeo”, afirma.

Para ello, necesita inversión. “Ahora en invierno hay menos turistas, pero si pasas por la playa encontrarás 40 coches aparcados. Estamos hablando de que también ayudaría a la desestacionalización del turismo con las medidas adecuadas”, relata.

El currículum de As Catedrais

As Catedrais cuenta con Bandera Azul desde 1997 y forma parte de la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario por la riqueza de sus hábitats faunísticos y vegetales. También fue declarada Monumento Natural por la Xunta de Galicia en 2005.

No es exactamente una playa para bañistas. Destaca, sobre todo, por sus formaciones rocosas y las cuevas formadas por la erosión marina en acantilados de pizarra y esquisto. Debe visitarse con bajamar, ya que al subir la marea queda rápidamente cubierta por el agua. Pero aún así, es el principal atractivo, según muestran las cifras, de la Mariña lucense.

En Ribadeo tienen miedo de morir de éxito. “Si el espacio no está bien adecuado, estás corriendo riesgos”, insiste Cupeiro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad