Represalias en el Hospital de Vigo por protestar contra el cierre de servicios

stop

Dos facultativas son degradadas tras rechazar la supresión del laboratorio, según SOS Sanidade Pública

20 de julio de 2014 (18:13 CET)

El Novo Hospital de Vigo debería contar con un servicio de laboratorio, pero no será así. Dicho servicio se suprimirá en lo que trabajadores y plataformas como SOS Sanidade Pública entienden un paso más en el “proceso privatizador” de los centros hospitalarios públicos. De la sanidad. La asociación apunta que, en breve, "gran parte de las pruebas analíticas de toda Galicia serían realizadas por un Laboratorio Central adjudicado a la empresa Unilabs, propiedad de un fondo de inversión internacional".

Ese es el telón de fondo, que además tiene en la superficie hirientes picos. SOS Sanidade Pública ha denunciado “represalias” de la dirección del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) contra dos facultativos que se opusieron a la eliminación del servicio de laboratorio.

Degradadas

Se trata de la jefa de sección de Análisis Clínicas del Hospital Meixoeiro, Carmen González Mao, que fue “conminada” a abandonar un despacho que había ocupado en los últimos diez años. A la jefa de sección de Hematología de este centro, Lourdes Enríquez, también se le han retirado las funciones de jefatura de servicio.

No fueron las dos únicas personas que se opusieron, explica la asociación, pero sí las que han pagado un precio más alto. La "mayoría de trabajadores" de Análisis Clínicas, Hematología, Inmunología y Microbiología del Chuvi mostraron su rechazo a la eliminación del laboratorio.

Críticas a la Xunta

En la interpretación de SOS Sanidade Pública, que ve tras estas acciones la mano de la Consellería de Sanidade, las decisiones "pretenden ser una advertencia" a todos los que rechazan los recortes del proyecto de Novo Hospital para Vigo.

Por ello, la asociación ha realizado un llamamiento a todos los trabajadores del Chuvi y de todo el Sergas, a las juntas de personal, a todos los sindicato y a toda la población de Vigo y del resto de Galicia para "apoyar activamente a estas profesionales represaliadas" por defender un Sistema Sanitario Público, que "garantice el derecho a la sanidad de toda la población gallega.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad