Renfe rechaza las críticas: los usuarios fueron “debidamente informados”

stop

Asegura que la reducción de servicios en Galicia es la menor de todo el Estado

Gómez Pomar, Ana Pastor y Núñez Feijóo durante la firma del convenio | Europa Press

07 de junio de 2013 (23:59 CET)

El ajuste de los servicios ferroviarios en Galicia provocó “un número mínimo de incidencias, como las que pueden suceder cualquier día en la circulación de los casi 5.000 trenes que se mueven a diario en España". Es decir, transcurrió dentro de los cauces normales.

Así lo considera Renfe, que asegura no haber recibido más quejas de las habituales por el cambio de horarios y la supresión de frecuencias realizada el pasado lunes, a pesar del desconcierto generado entre trabajadores y usuarios de las líneas. La propia página web de la empresa estuvo corrigiendo errores a lo largo de la semana, con los nuevos horarios ya en funcionamiento, mientras que desde sindicatos como Comisiones Obreras se habló de una “situación caótica”.

Pese a ello, el presidente de Renfe, Julio Gómez Pomar, negó que hubiera problemas en la información transmitida a usuarios y estaciones. Este viernes aseguró que las “preguntas o comentarios” que llegaron a las oficinas de atención a los usuarios fueron los habituales y que tanto pasajeros como trabajadores fueron “debidamente informados”. “Si ha habido alguna incidencia y alguna molestia, Renfe lo lamenta”, matizó Gómez Pomar, tras rechazar las críticas por falta de información.

Acciones informativas

Además del número de quejas recibidas, inscritas para Renfe en parámetros normales, Gómez Pomar detalló las acciones informativas emprendidas por la operadora como argumento contra las críticas. El presidente de Renfe aludió a reuniones con autoridades de la Comunidad Autónoma, con alcaldes y con responsables de los medios de comunicación. "Se ha puesto información en la página web y en todas las estaciones que han tenido modificaciones de horarios, y los teléfonos de atención al ciudadano han estado permanentemente abiertos", apuntó.

En este escenario, ha considerado que la implantación "no ha supuesto más incomodidad que la normal, de las incidencias normales que pasan cualquier día en el quehacer de tantos trenes y de tantos viajeros", un argumento que ha compartido la ministra de Fomento, Ana Pastor.

“El menor ajuste de España”


Lejos de asumir las críticas, tanto Pastor como Gómez Pomar han aprovechado su presencia en Galicia para reivindicar la reestructuración de los servicios en la comunidad.

Según destacaron, la reducción de frecuencias en Galicia es de apenas un 7%, “en todos los casos con servicios ferroviarios cubriendo las distintas comunicaciones”, expuso la ministra de Fomento. El ajuste, manifestó Gómez Pomar, es el menor de todo el Estado. En el resto de comunidades, el recorte de frecuencias se sitúa entre el 10% y el 20%.

Servicios deficitarios

Por lo demás, los argumentos para la reestructuración no han cambiado. Pastor insistió en que las estaciones cerradas son aquellas “donde se ha constatado, con datos objetivos, que en los últimos dos años como mucho ha habido uno o ningún viajero al día”, cuestión a la que se ha referido Fomento desde que anunció su intención de remodelar la media distancia.

En esta línea, cifró en “más de 400 euros” el gasto para las arcas públicas cada vez que un tren para en un apeadero que cuenta con pocos pasajeros, aunque a ellos el billete les cueste “10 euros”.

Bono turístico

Las declaraciones de Pastor y Gómez Pomar se produjeron tras la firma de un convenio de colaboración entre Renfe y la Xunta para poner en marcha el bono para peregrinos y turistas Galicia Rail Pass. Este bono, con un precio de 49 euros, permitirá realizar viajes ilimitados durante 10 días por toda el territorio gallego.

Podrán obtenerlo los viajeros que lleguen a Galicia en trenes de larga distancia y los peregrinos que sellen la compostela y estará disponible en el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 30 de septiembre de este año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad