Renfe arremete contra Adif por "graves deficiencias" en la evaluación de riesgos de Angrois

stop

JUICIO POR LA TRAGEDIA FERROVIARIA

Homenaje a las víctimas del Alvia en el lugar del siniestro | EFE

A Coruña, 11 de febrero de 2015 (14:15 CET)

Lucha cuerpo a cuerpo entre Renfe y Adif, los dos organismos dependientes del Ministerio de Fomento a causa de quién tiene responsabilidad y en qué grado en la tragedia ferroviaria de Angrois.

El informe pericial elaborado por Frans Heijnen y James Robert Catmur, designados por QBE, la aseguradora de responsabilidad civil de Renfe Operadora, detecta que la evaluación de riesgos realizada por Adif durante la construcción de la línea Ourense-Santiago, en la que se produjo el accidente del Alvia en Angrois, "presenta graves deficiencias".

Sin procedimiento de gestión de riesgos correctos

El documento de 83 folios, determina que dicha evaluación de riesgos por parte del administrador de infraestructuras ferroviarias "no cumple" con la norma EN 50126 ni con el reglamento MCS.

Además, estos peritos entienden que "tampoco se mantuvo el procedimiento de gestión de riesgos exigido por la normativa de aplicación tras la puesta en servicio de la línea", en la cual el descarrilamiento de un tren Alvia el 24 de julio de 2013 se saldó con 79 muertes --dos pendientes de reconocer-- y más de un centenar de heridos.

Declaración de los peritos

Esta es la primera pericial de parte de la que trasciende su contenido, después de que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Andrés Lago, que instruye el caso desde junio en relevo de Luis Aláez, diese traslado a las partes de los informes correspondientes a los tres peritos nombrados judicialmente.

En ellos, el ingeniero de caminos, Juan Carlos Carballeira, advirtió "deficiencias" en la señalización en la curva de A Grandeira; el ingeniero de telecomunicaciones, César Mariñas, concluyó que con el sistema de control de velocidades ERTMS hasta la estación de la capital gallega el siniestro no se habría producido; y el ingeniero industrial, José Manuel Lamela, si bien avaló el material rodante, divisó defectos y actividades de mantenimiento no realizadas adecuadamente.

Junto a la aseguradora de Renfe, también designaron peritos el propio Adif --José Luis Pinal-- y Manuel Prieto, el abogado que defiende al maquinista que aquel día conducía el tren --el experto Ángel Luis Sanz Cubero--.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad