Rato teme que la declaración de su secretaria sea definitiva para condenarle

stop

SU MANO DERECHA DE TODA LA VIDA

Juan Carlos Martínez

El exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, sale detenido de su domicilio en el mes de abril / EFE
El exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, sale detenido de su domicilio en el mes de abril / EFE

desde Madrid, 02 de octubre de 2015 (15:05 CET)

La detención de Teresa Arellano Carpintero, la secretaria de toda la vida del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, supone todo un golpe de mano judicial para atisbar cuál puede ser el futuro que le espera al también ex gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El asunto no resulta baladí. No solo para dilucidar el tema en cuestión por el que Arellano ha sido detenida, en relación a las mordidas que el ex ministro se llevó por los contratos publicitarios de Bankia, sino con otros muchos asuntos de los que Arellano puede contar mil y un detalles.

Administradora de Kradonara 2001

En abril de 2015, Arellano fue nombrada como administradora única de Kradonara 2001, una sociedad domiciliada en la oficina del ex ministro en la madrileña calle de Castelló. Pero su presencia resulta constante en los últimos movimientos registrales de las empresas controladas por Rato y su familia.

En este sentido, a finales de abril de 2014, Rato colocó a Arellano como apoderada de la agencia de comunicación Cor y de Aurosur, una sociedad dedicada a la explotación de fincas forestales.

Apoderada

Por esas mismas fechas, en un extraño movimiento –el mismo día, el 23 abril de 2014–, Arellano fue revocada y nombrada apoderada de Rodanmán Gestión 3, Arada y Explotaciones de Carabaña.

En el mismo apunte registral, otra mujer, María del Mar Prado Baz, también fue revocada como apoderada mancomunada de esas tres sociedades, pero en su caso no para ser nombrada después.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad