Rodrigo Rato a la salida de su despacho esta mañana

Rato defraudó a Hacienda 1,6 millones obtenidos a través de conferencias internacionales

stop

El ex presidente del FMI ocultó estas ganancias mediante una empresa familiar dedicada a la gestión de un pequeño molino hidroeléctrico

en Barcelona, 18 de noviembre de 2015 (11:53 CET)

Rodrigo Rato ocultó a las autoridades fiscales 1,6 millones de euros obtenidos por impartir diversas conferencias internacionales. Según un informe que Hacienda ha entregado al juez que investiga las cuentas del ex vicepresidente del Gobierno y al que ha tenido acceso el diario El Mundo, dicha cantidad fue obtenida desde la salida de Rato del FMI y en al menos dos ejercicios (2008 y 2009) habría superado los 120.000 euros, el mínimo a partir del que el fraude pasa a ser delito.

Según este documento, Rato viene trabajado desde 2007 con la empresa Bureau Consulting de Conferenciantes (BCC), dedicada a la organización de conferencias con personalidades de primer nivel. La Agencia Tributaria no había tenido constancia hasta ahora de los ingresos obtenidos por el ex ministro de Aznar fruto de estos trabajos.

Un molino, la tapadera

A pesar de tratarse de actividades estrictamente personales, éstos fondos no se reflejaron en la declaración de IRPF de Rato, sino que se tributaron mediante Arada SL, una empresa familiar que nada tenía que ver con eventos como los citados. En concreto, esta compañía tendría como actividad principal "la generación hidroeléctrica a través de un pequeño molino en la localidad de Carabaña (Madrid)", según el informe de Hacienda. 

"Arada SL parece el vehículo utilizado por el señor Rato para no tributar por los cuantiosos ingresos obtenidos por impartir conferencias de forma personalísima", apunta el documento. Que también añade que "la documentación incautada permite advertir por el momento que la facturación a través de Arada SL no se ajusta a la realidad y tiene como posible único objetivo no tributar por el correspondiente impuesto directo (IRPF del señor Rato)".

Delitos

De las cuotas defraudadas año tras año por Rato, dos de ellas habrían constituido un delito al superar los 120.000 euros. Se trata de los pagos de IRPF correspondientes a 2008 (dejó de pagar 206.000 euros) y 2009 (dejó de pagar 164.000), aunque en el caso del primero éste ya habría prescrito. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad