Rajoy y Sánchez trasladan su guerra en el Congreso a las elecciones gallegas

stop

El líder socialista concluye que un gobierno "limpio, dialogante y social" no puede estar presidido por el PP; Rajoy replica que si hay otras elecciones ganarán "con más votos"

Pedro Sánchez y Xoaquín Fernández Leiceaga en As Pontes / Kiko Delgado (EFE)

en A Coruña, 22 de septiembre de 2016 (06:22 CET)

El desembarco de líderes estatales en Galicia ha dado solución de continuidad al debate sobre la investidura fallida de Rajoy y el problema de la ingobernable España. Si el martes era Pablo Iglesias quien emplazaba a los gallegos para que el próximo domingo iniciaran el proceso de cambio en el Estado y hasta en Europa, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han repetido argumentario haciendo una lectura gallega de sus problemas en el Congreso.

El secretario general de los socialistas ha arropado a Xoaquín Fernández Leiceaga en Vilalba y en As Pontes, pero ha hablado tanto del próximo gobierno en España como del próximo gobierno en la Xunta.

Contra Rajoy y contra Iglesias

Pedro Sánchez ha reafirmado su negativa a Rajoy, aseverando que España necesita un gobierno "limpio, dialogante, creíble y social". "Y nunca lo será un gobierno presidido por el PP", proclamó. En esta línea, lamentó los casos de corrupción que golpean a los populares y su "preocupación" ante el "silencio" del presidente del Gobierno en funciones. "Me preocupa porque quien calla, otorga", alertó.

También irrumpió Sánchez en el debate interno de Podemos, que el martes discutía en las redes sociales acerca de la "dureza" que tiene que exhibir la formación morada para atraer al electorado tras la pérdida de un millón de votos. "Lo duro fue ver a Pablo Iglesias votando no junto a Mariano Rajoy a un gobierno progresista", espetó el líder socialista.

Recuerdos del bipartito

Rajoy, por su parte, estuvo en Cervo (Lugo), donde mostró que no tenía miedo alguno a unas terceras elecciones. "Si hay que ir" a unos nuevos comicios, "se va", zanjó el presidente en funciones, pues considera que los populares volverán a vencer "con muchos más votos".

En un mitin en San Cibrao, Rajoy se declaró "un extremista del sentido común" y recordó el Gobierno bipartito en la Xunta, que a su juicio conllevó cuatro años de pesadilla para Galicia".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad