Mariano Rajoy renuncia a su escaño. EFE

Rajoy y el Prestige: “Descubrí la cara más perversa de la política”

El expresidente del Gobierno defiende su gestión sin autocrítica en la crisis del Prestige y carga contra quienes “utilizan el dolor como munición política”

Mariano Rajoy está convencido de dos cosas. De que los “hilillos de plastilina” que identificó con el fuel que brotaba del casco quebrado del petrolero Prestige le hubieran hecho rico “si hubiera cobrado derechos de autor”; y que en los momentos más dramáticos emerge “la cara más perversa de la política”.

Rajoy dedica tres páginas de su libro Una España mejor (Plaza & Janés, 2019) a la gestión de la marea negra que azotó la costa gallega, española y francesa y asegura que allí, cuando ocupaba la Vicepresidencia del Gobierno, descubrió que existe una política “perversa”, que es “aquella que sin el menor escrúpulo es capaz de emplearse a fondo para obtener rendimientos electorales de las desgracias o las catástrofes”.

Sin autocrítica

No hay autocrítica en el expresidente del Gobierno más allá del cierto arrepentimiento por la expresión de los “hilillos”, que le enseñó que “a un responsable político no le está permitido utilizar expresiones que otro portavoz de carácter técnico sí puede usar con toda normalidad”.

“Tengo para mi modesta (y admito que poco objetiva) opinión que aquella expresión tuvo tanto éxito entre mis críticos porque en lo fundamental, esto es, en la gestión de la crisis y las ayudas a los afectados, no hubo ni un solo motivo para la censura”, insiste Rajoy.

Rajoy reivindica los resultados electorales

El hundimiento del petrolero precedió a las elecciones que perdió Manuel Fraga en la Xunta, pero habían pasado tres años desde la marea negra. Mariano Rajoy defiende en el libro que descubrió que “el uso del dolor como munición política no siempre rinde los resultados esperados”. Alude a los resultados de las elecciones municipales de 2003, un año después del naufragio, en Muxía, una de las localidades más afectadas.

“Durante la campaña me empeñé en dar un mitin en el pabellón municipal a pesar de las advertencias y llamamientos en contra. El recinto se llenó de gente. De nuevo confirmamos que los que más ruido hacen no suelen ser los más numerosos, solo los más alborotadores. La noche de las elecciones se ratificó esa impresión: el Partido Popular había ganado con mayoría absoluta”.

Rajoy asegura que, desde la marea negra del Prestige, intentó siempre “cultivar la unidad”, “informar a los grupos de la oposición” y tratar de “dar una respuesta conjunta” cuando hubo de gestionar  situaciones de crisis.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad