Rajoy y el despilfarro del PP en plena crisis

stop

Se disparan los gastos y logra créditos de los bancos mientras reclama a la sociedad “austeridad”

Las cuentas del PP / Lluís Recasens "L'Avi"

09 de febrero de 2013 (22:40 CET)

Dice el refranero español que en casa de herrero, cuchillo de palo. El Partido Popular (PP) ha aplicado durante su mandato una serie de recortes y ajustes que ha olvidado aplicarse a sí mismo. O por lo menos en 2011, año de elecciones, en el que tiró la casa por la ventana mientras, desde la oposición, reclamaba austeridad. La petición se ha acentuado desde que recuperó Moncloa.

Las cuentas del PP muestran que en 2008 obtuvo un superávit de más de 10 millones de euros. Tres ejercicios después, sólo 2,1 millones. Los gastos se dispararon en 2011. Pasó de los 76,1 millones de euros en 2010 a 133,3 millones un año después, un 75% más.

Elecciones

Las elecciones, tanto generales como autonómicas y locales, han sido la principal causa del incremento. El esfuerzo financiero del PP en 2011 dio sus frutos al obtener los mejores resultados electorales de su historia.

Entre las partidas de gastos más importantes está la de personal. Los salarios han aumentado un 25% desde 2008 a 2011. Han pasado de 20 millones a 25 millones. Cada año gradualmente.

Subida salarial

La mejora salarial se ha producido en plena crisis. Mientras los españoles veían reducir su poder adquisitivo, en el caso del PP los sueldos han aumento. Incluso, el Gobierno ha llegado a aconsejar en varias ocasiones la contención salarial a los directivos de las grandes empresas. “Habría que dar ejemplo”, decía el ministro Luis de Guindos.

El PP no ha dado a conocer el número de empleados a petición de Economía Digital. Se desconoce, por tanto, si la partida ha aumentado por el incremento de asalariados, o porque directivos y trabajadores se han subido el sueldo claramente por encima del IPC.

Apoyo bancario

Las cuentas del PP muestran un aumento de la deuda. El pasivo circulante de la formación que preside Mariano Rajoy era de 17 millones en 2008. Tres años después, la cifra se ha incrementado hasta casi los 40 millones.

La principal causa de esta subida han sido los préstamos recibidos de entidades bancarias. El PP, al contrario que las PYME y autónomos españoles, sí ha obtenido financiación durante la crisis. Concretamente, la deuda con los bancos era de 10 millones en 2008 y aumentó hasta los 29,3 millones en 2011. La tesorería ha mejorado de 12 millones en 2008 a casi 20 millones en 2011.

Mayores ingresos

Los ingresos también han crecido, pero sólo en el ejercicio de 2011. Desde 2008 a 2010 habían caído un 30%. Hace cuatro años el Partido Popular obtuvo unos ingresos de 109 millones de euros. En 2009 la partida se redujo a 98 millones y en 2010 hasta los 84 millones.

En el año electoral, este apartado aumentó hasta los 133 millones, es decir, un 58% más que el ejercicio anterior. Las subvenciones se dispararon hasta más de 49 millones de euros. Un año antes sólo ingresó 1,8 millones.

Donativos

Las cuotas de los afiliados ha ido in crescendo cada año pero a un ritmo menor. En 2011, se ingresaron 12,3 millones de euros, algo inferior al ejercicio anterior. En 2008, era un millón menos. Sin embargo, los donativos al PP aumentaron hasta los 2,1 millones el año electoral desde el poco más de medio millón de euros de 2010.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad